Transgénicos no impactan sobre los invertebrados del suelo

Transgénicos no impactan sobre los invertebrados del suelo

Un nuevo metaanálisis ha confirmado que los cultivos Bt no tienen ningún impacto en los invertebrados del suelo. La investigación aporta más peso al argumento de que los cultivos Bt, que controlan las plagas de una manera muy específica utilizando proteínas insecticidas (Bt) expresadas en los tejidos vegetales, protegen la biodiversidad al ayudar a los agricultores a reducir el uso de insecticidas en aerosol de amplio espectro. El estudio, publicado en la revista Transgenic Research, es la primera revisión sistemática de los efectos de los cultivos modificados genéticamente en los invertebrados del suelo y la primera revisión de este tipo que incluye un metaanálisis cuantitativo.

Los invertebrados del suelo no objetivo son particularmente reconocidos por su contribución a la disponibilidad de nutrientes de las plantas y el recambio de materia orgánica y, por lo tanto, es importante proteger estos taxones de invertebrados. Varios estudios han comparado la abundancia de población y la biomasa de invertebrados del suelo en campos agrícolas plantados con cultivos Bt y sus contrapartes convencionales. En este metaanhálisis se revisaron y analizaron una selección de estudios sobre Protista, nematodos, colémbolos, ácaros, enquitreidos y lombrices de tierra para ver si los cultivos Bt cambian la abundancia de población y la biomasa de invertebrados del suelo en comparación con los cultivos convencionales.

Se recopilaron 6110 títulos, de los cuales 38 estudios pasaron los criterios de inclusión, y un número final de 22 publicaciones fueron objeto de extracción de datos. La base de datos analizada contó con 2.046 registros que cubren 36 ubicaciones y los tipos Bt Cry1Ab, Cry1Ac, Cry3Bb1 y Cry3Aa. Hubo una variación considerable entre los órdenes de invertebrados del suelo, pero el tamaño de la muestra fue insuficiente y la heterogeneidad de la muestra demasiado grande para sacar conclusiones creíbles sobre el efecto de Cry a nivel de orden. Sin embargo, en todos los órdenes no hubo un efecto significativo de Cry en los invertebrados del suelo.

MAÍZ Bt EN ESPAÑA

Los cultivos Bt han modificado genéticamente mediante la inserción de un gen de Bacillus thuriengensis para que la planta exprese una toxina Cry destinada a plagas de insectos. En España se cultiva el maíz Bt, una variedad modificada genéticamente para protegerlo contra los insectos plaga conocidos como taladros (Ostrinia nubilalis y Sesamia nonagrioides). Esta protección la consigue gracias a una proteína de Bacillus thurigiensis (Bt), que es una bacteria natural del suelo. Es una variedad altamente cultivada porque cada año entre 120.000 y 150.000 hectáreas sufren el ataque del taladro en España, lo que supone entre el 30% y el 35% del total de maíz sembrado. Las Comunidades Autónomas con mayor ataque de esta plaga son Aragón y Cataluña. En 2018 se sembraron en España un total de 115.246 hectáreas con maíz Bt, el 35% del total de maíz sembrado en el país.

Antes de que se pudiera cultivar el maíz Bt, se aplicaban al año entre uno y dos tratamientos de insecticidas sobre los cultivos de maíz afectado, con una superficie total entre las 60.000 hectáreas y las 100.000 hectáreas. El cultivo de maíz Bt ha permitido un ahorro en el uso de principios activos, con reducción media del gasto anual de los agricultores españoles de 19 euros por hectárea. Entre 1998 y 2018, el cultivo de maíz Bt en España ha permitido optimizar el uso de insecticidas reduciendo su uso en 678.000 kg en España, aplicándose un 37% menos de ingredientes activos de los que se habrían usado en un cultivo convencional. Esto ha conseguido reducir un 21% el impacto ambiental asociado con el uso de insecticidas en el cultivo del maíz. El maíz Bt también han facilitado la reducción del uso de combustibles, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y ahorrando recursos escasos como el agua.

FUENTE

Deja un comentario