Ten cuidado frente a la piratería de fertilizantes

Ten cuidado frente a la piratería de fertilizantes

 

En México la piratería ha cobrado mucha fuerza en todos los ámbitos, siendo el 11º país donde se opera este fenómeno social con mayor fuerza en el mundo, afectando la economía en general, tanto de las empresas que proveen los productos como al usuario final.

Existe piratería en software, música, telefonía celular, vestido, entre otros, que afectan los derechos de autor y la economía en general.

Pero, además hay un ámbito muy delicado que es la piratería de productos alimenticios o bebidas, que han provocado problemas de salud pública. Personas sin escrúpulos han reemplazado marcas de productos altamente reconocidos por productos de mala calidad o sustitutos que su contenido no tiene nada que ver con el producto original. Aunado a este problema existe hoy en día la piratería de productos agrícolas, siendo las marcas más reconocidas y prestigiadas del ámbito agrícola las que están siendo usurpadas.

Un producto agrícola pirata puede ser cualquier insumo, desde semillas a agroquímicos.

Empresas de fertilizantes han reportado casos donde en una persona no autorizada “fabrica” agroinsumos sin ninguna supervisión de autoridades, usurpando empaques, marcas, registros ante la COFEPRIS — incluso falsificando datos de lotes y logotipos.

Hay dos situaciones, el proveedor pirata importa productos de baja calidad y bajo precio, principalmente de China y lo reempaca al interior con la marca que está usurpando.

En la segunda situación, se envasa o compra productos nacionales o importados convencionales que cuestan un valor de X pesos, que tengan similar apariencia al producto original y simplemente lo reenvasan por una marca y producto que nada tiene que ver con el original y que su precio al público es 4X.

Los agricultores piensan que están aplicando un producto siguiendo determinadas recomendaciones para su suelo y el producto simplemente no funciona, no tiene el efecto esperado en el cultivo — o peor — provoca problemas al cultivo, o inclusive pérdidas cuantiosas de dinero.

Por una mala fertilización se puede afectar el cultivo porque no se está entregando los nutrientes necesarios, sustituyendo unos nutrientes por otros (posiblemente aumentando un problema por salinidad, toxicidad o deficiencia) provocando pérdidas cuantiosas de inversión, pudiendo provocar la pérdida total de la cosecha.

Las empresas están tomando acciones para avisar a sus consumidores que este problema existe y por otro lado aquí damos algunos tips para detectar cuando los fertilizantes son piratas:

Comprar con un distribuidor autorizado, con permiso o licencia de COFEPRIS para la venta y distribución de agroquímicos y nutrientes vegetales. Este documento debe estar a la vista del consumidor y estar vigente.
Pida comprobante fiscal.

El distribuidor generalmente cuenta con placas o distintivos originales del proveedor
Cualquier problema debe reportar al proveedor y al fabricante. Informar número de lote y fecha de producción, enviar fotografías de los envases.

FUENTE

Deja un comentario