Soja: un cultivo que se ha hecho insostenible

Soja: un cultivo que se ha hecho insostenible

Quizás la exigencia más difícil que nos impone el ideal del desarrollo sosteniblees la necesidad de evaluar las actividades que realizamos y modificarlas en caso de que no sean acordes con las necesidades del medio ambiente. Esto no solo implica una constante revisión de dichas actividades con la finalidad de evaluar su impacto sobre los ecosistemas, sino también la necesidad de una infraestructura flexible capaz de adaptarse rápida y funcionalmente cuando se noten los efectos negativos de cierto modelo sobre el medio ambiente; después de todo, no sirve de nada identificar las actividades humanas que disminuyen la calidad del medio ambiente si no se toma una acción decisiva para modificarlas antes de que su efecto se haga incontrolable, un ejemplo de esto sería el cultivo de soja.

La soja es una planta leguminosa proveniente del este de Asia que ha sido cultivada a lo largo de la historia humana por el valor alimenticio de sus granos. Desde tiempos antiguos, este cultivo se ha usado para producir una gran variedad de alimentos, pues representa una fuente excepcional de muchas de las proteínas, grasas y minerales necesarios para una sana alimentación. 

Pero a mediados del siglo pasado fue cuando la demanda y el consumo de soja estalló alrededor del mundo, el valor de la soja como fuente de proteína barata y aceite comestible de alta calidad la convirtió en el principal cultivo usado para la alimentación de animales de granja y, a medida que la población del planeta creció aumentando la demanda de proteína animal y aceite, se hizo necesario recurrir a nuevas medidas cada vez más extremas para suplir la demanda de soja hasta llegar al presente, en el cual las modalidades principales de cultivo y consumo de soja van en contra de las prácticas del desarrollo sostenible y deben ser modificadas antes de dañar el medio ambiente de forma irreparable.

Sembrando problemas

El recorrido que convierte a un cultivo de gran importancia global en una actividad que amenaza la salud de las comunidades y el bienestar del medio ambiente es largo, pero se compone a su vez de muchas prácticas individuales que en conjunto causan un efecto nefasto sobre el ecosistema a gran escala.

El primer paso fueron los avances tecnológicos que permitieron el establecimiento de cultivos de soja en ciertos parajes tropicales del planeta, principalmente las tierras fértiles de América del Sur. Este avance resultó en una mayor producción de soja que a su vez dio lugar a una diversificación en el uso de los cultivos, de esta manera el consumo alimenticio de la soja disminuyó en favor de su uso para la elaboración de piensos para alimentar ganado y aceites vegetales. Ambos productos de alta demanda alrededor del mundo que rápidamente convirtieron al cultivo de soja en una actividad fundamental dentro de la economía global.

La tendencia hacia el consumo excesivo de proteína animalotra costumbre que con el tiempo probaría oponerse al desarrollo sostenible, y el aumento en el uso de biocombustibles aumentaron aún más la demanda por soja, llevando a la ya infame práctica de comprar extensiones de territorio perteneciente a las selvas húmedas y despojarlos para realizar monocultivos de soja. 

Por si eso no fuese suficiente, estas plantaciones muchas veces incluyen dentro de sus operaciones el uso de potentes herbicidas que no solo afectan el crecimiento de otras plantas, sino que también empobrecen los suelos y causan enfermedades en las poblaciones cercanas. Todo esto para mantener una economía insostenible basada en la producción y consumo de carne procedente de granjas.

Cosechando tempestades

Al perpetuarse este modelo de producción basado en tendencias que no pueden sostenerse a largo plazo, la soja pasa de ser un cultivo manejable a ser un eje central en la problemática del calentamiento global, pues la destrucción de paisajes que fijan carbono y reducen la temperatura marca una contribución al deterioro del medio ambiente que con cada momento se hace más difícil de remediar. 

Si deseamos que el desarrollo sostenible sea más que un ideal, debemos actuar con firmeza en estas situaciones y exigir que se corrijan estas tendencias desfasadas que solo afectan al medio ambiente.

FUENTE

2 Comentarios

  1. Se ha omitido la Manipulación Genética de la soja y las hibridaciones espontáneas con líneas puras, y las consecuencias legales perversas que se origina por esto.

  2. Tambien omitió que gobiernos inescrupulosos como en Argentina viven de las retenciones a la soja y ponian trabas a la producción cualquier otro producto que beneficiara al sistema en rotación para perpetuarse en el poder…

Deja un comentario