Riego por surcos

Este sistema de riego se adapta a cultivos sembrados en hileras como hortalizas, maíz y frutales en general. El agua corre por el potrero desde los sectores más altos a los más bajos, por pequeños canales o surcos que trazan entre las hileras de siembra o plantación. Las plantas generalmente ocupan los lomos del mismo, sin embargo, en el valle de Lluta (Región de Arica y Parinacota, Chile) por las condiciones de salinidad las plantas se establecen en el interior del surco como  la Figura 1.

A considerar:

  • En los suelos arcillosos los surcos pueden ser más largos que en los suelos arenosos
  • En los potreros más parejos los surcos pueden ser más largos que en los potreros con más desnivel.
  • Si la cantidad de agua a aplicar es alta los surcos pueden ser más largos

Los surcos lineales (a) son los más frecuentes pero cuando hay pendientes mayores de 3%, es recomendable trazar los surcos en contorno (b) como se muestra en la Figura 2.

En el medio local las unidades de operación que son objeto de diseño, se denominan tablas y se trata de una superficie más o menos regular dividida en unidades más pequeñas denominadas contras, generalmente compuesta por ocho surcos, sobre las que se aplica el riego.

Un sistema de riego por surco bien diseñado y operado, es capaz de lograr eficiencias del orden de 45 a 50%, es decir, de cada 100 litros que se aplican, entre 45 a 50 litros quedan disponibles paras las plantas. Para mejorar la eficiencia en el riego se deben utilizar sistemas de distribución adecuados y determinar los siguientes factores:

Para usar este método con eficiencia se requiere tener el suelo nivelado, de lo contrario se reventarán los surcos o bien se apozará el agua en los sectores bajos.

Separación de surcos 

La distancia entre los surcos depende del tipo de suelo, en los arcillosos el agua se mueve más en sentido lateral que en profundidad, por lo que la distancia entre surcos puede ser mayor que en los suelos arenosos. En el valle de Lluta se utiliza el fondo del surco para establecer las plantas por lo que el movimiento lateral del agua pierde importancia, a pesar de ello, se debe considerar la separación de surcos para que los cultivos se puedan desarrollar sus raíces en forma apropiada.

Largo máximo de surcos

El largo de los surcos va a depender del tipo de suelo, de la pendiente del potrero y de la cantidad de agua a aplicar (Cuadro 1).

Secciones de los surcos 

La sección transversal del surco debe ser suficientemente amplia para conducir el caudal necesario.

La forma más corriente es la sección en «V» abierta, con una altura que varía, sobre todo, con el tipo de cultivo: para cultivos en una sola fila por surco y marco reducido se suele dar una altura de 20 cm, mientras que en cultivos a mayor marco, con una o dos filas de plantas por surco, se puede llegar hasta una altura de 80 cm, Figura 3.

En suelos arcillosos, con baja velocidad de infiltración, se puede aumentar el perímetro mojado haciendo los surcos en forma de “U”, con un ancho de fondo de 20-40 cm en hortalizas y hasta 60 cm en frutales. En estos suelos, los surcos de sección en “U” tienen la ventaja sobre los de sección en ”V” de que el perímetro mojado varía poco con la altura del agua y, por tanto, la infiltración es más uniforme.

Cantidades de agua por aplicar

En el riego por surcos se debe controlar bien el agua que se aplica para no provocar erosión al suelo y lograr altas eficiencias, por lo que se recomienda usar sifones, cajas de distribución, mangas plásticas o los sistemas californiano fijo y móvil.

Al iniciar el riego se debe aplicar la máxima cantidad de agua que pueda llevar el surco sin causar erosión o arrastre de terrenos o partículas en el fondo (caudal máximo no erosivo); una vez que el agua llega al final del surco se debe reducir el caudal a la mitad ó a un tercio; con lo que disminuyen las perdidas por escurrimiento. Este caudal reducido se mantiene hasta completar el tiempo necesario para regar hasta la zona de raíces del cultivo.

Para reducir el caudal existen varias alternativas:

  • Utilizar sifones, si usa uno por surco, hundir la entrada del sifón hacia el fondo del canal de ma- nera que se levante la salida. Si usa dos sifones por surco, dejar solo uno.
  • Si usa cajas de distribución o sis- tema californiano cierre parcial- mente las compuertas o válvulas.
  • Se puede restringir el acceso de agua en la entrada de la contra para disminuir el volumen de agua que se desplaza hacia los surcos.

FUENTE

Comentario

  1. Ricardo Robinson

    Con el riego por pulsos se logran eficiencias hasta el 80%.

Deja un comentario