¿Qué son los aminoácidos bioestimulantes?

Bioestimulante es un término utilizado para describir sustancias orgánicas, que cuando se aplican en pequeñas cantidades afectan el crecimiento de las plantas y su desarrollo. Son sustancias biológicas que actúan potenciando determinadas rutas metabólicas y o fisiológicas de las plantas. No son nutrientes ni pesticidas pero tienen un impacto positivo sobre la salud vegetal. Influyen sobre diversos procesos metabólicos tales como la respiración, la fotosíntesis, la síntesis de ácidos nucleicos y la absorción de iones, mejoran la expresión del potencial de crecimiento, la precocidad de la floración además de ser reactivadores enzimáticos.

No son sustancias destinadas a corregir una deficiencia nutricional, sino que son formulaciones que contienen distintas hormonas, aminoácidos, vitaminas, enzimas, azúcares y elementos minerales.

Los bioestimulantes se usan para hacer que las plantas sean más tolerantes a los estreses del medio ambiente. Estos se aplican específicamente para neutralizar los radicales de oxígeno.

Aminoácidos bioestimulantes

Son sustancias orgánicas ricas en nitrógeno que son las unidades básicas para la síntesis de las proteínas, vitaminas, nucleótidos y alcaloides. Pese a que las plantas producen 300 tipos distintos, sólo 20 de ellos son esenciales en la síntesis de proteínas.
Los aminoácidos libres (aquellos que no están ligados a ningún otro, tienen un peso molecular menor y por ello son asimilados con mayor facilidad) actúan como promotores del crecimiento y dan vigor en períodos críticos de los cultivos: árboles recién transplantados, en floración y/o cuajado de frutos. También ayudan a la recuperación de daños producidos por estrés hídrico, heladas, granizos y plagas.

Función de los aminoácidos bioestimulantes en la agricultura:

Los aminoácidos tienen importantes funciones en la agricultura que es importante conocer para poder usarlos en beneficio de nuestros cultivos.

Las plantas son capaces por sí solas de sintetizar los aminoácidos que necesitan a partir del nitrógeno, carbono, oxígeno e hidrógeno a través de un proceso bioquímico muy complejo y que consume gran cantidad de energía. Es por ello, que su aplicación directa permite un importante ahorro de energía y un mejor funcionamiento de la planta en etapas críticas donde requiere gran cantidad de estos elementos para realizar funciones básicas.

La disponibilidad de aminoácidos esenciales es importante porque:

  • Las proteínastienen funciones estructurales (de sostén), metabólicas (enzimas), de transporte, etc.
  • Su aplicación antes, durante y después de unas condiciones de estrés ayudando a las plantas a prevenirlo y recuperarse más fácilmente.
  • La glicina y el ácido glutámico son imprescindibles durante el proceso de formación de tejidos vegetales y de síntesis de clorofila. La clorofila es la mólecula responsable de la captación de la enegía solar que se empleará en la síntesis de azúcares que son la fuente de energía metabólica de la planta.
  • La concentración de aminoácidos controla la abertura y cierre de estomasque son las estructuras celulares que controlan el balance hídrico de las plantas. Cuando los estomas se cierran se reduce la fotosíntesis y la transpiración y se incrementa la respiración. Esto da lugar a un balance metabólico negativo que se traducen en una parada en el crecimiento vegetal. El L-ácido glutámico actúa favoreciendo la abertura de estomas.
  • Tienen un efecto quelante(evitan la toxicidad de los metales pesados) mejorando la absorción y el transporte de los micronutrientes. Los aminoácidos L-glicina y L-ácido glutámico son agentes quelantes muy efectivos.
  • Son precursores o activadores de fitohormonas y sustancias de crecimiento. Por ejemplo, la L-metionina es precursor del etileno y otros factores de crecimiento. El L-triptófano es precursor de las síntesis de auxinas. La L-arginina induce la síntesis de hormonas relacionadas con la floración y el cuajado del fruto.

A la vista de todo lo expuesto, llegamos a la conclusión de que el uso de bioestimulantes está directamente relacionado con el funcionamiento normal de todos los tejidos y órganos de la planta. Presentan múltiples ventajas ya que, al ser residuales, permanecen almacenados en los puntos de crecimiento, otorgan turgencia a las células, mejoran las funciones estomáticas y son utilizadas por la planta de forma gradual según sus necesidades fisiológicas los requieren. Por todo ello, se puede decir que  los bioestimulantes son capaces de incrementar la producción, el crecimiento y la resistencia al estrés . Además pueden reducir el uso de fertilizantes.

¿Habéis utilizado en alguna ocasión bioestimulantes? ¿Os han funcionado? ¿Habéis notado alguna mejoría en las parcelas tratadas con ellos?

Los bioestimulantes comercialmente disponibles son principalmente extractos de otros materiales, debido a esto, sus propiedades pueden variar ampliamente. Por ejemplo, la composición del extracto de algas es ampliamente influenciada por la especie de alga.

Las sustancias húmicas son extractos que se extraen del suelo, turba, carbón y lignito (carbón mineral que se forma por compresión de la turba) y que se procesan par formar acido húmico. Los ingredientes activos de estas sustancias húmicas son presumiblemente fitohormonas.

Referencias:  Turgeon, A.J. 2005. Turfgrass Management. Person Prentice Hall. NJ. 415 p.

Autor: Agriculturers.com

Comentario

  1. Pingback: ¿Qué son los aminoácidos bioestimulantes?

Deja un comentario