¿Qué son las plantas dioicas?

¿Qué son las plantas dioicas?

Las plantas dioicas pertenecen al grupo de las angiospermas y se caracterizan principalmente por contar con flores masculinas o flores femeninas. Con esto queremos decir que cada individuo tiene un tipo de flor en concreto, no los dos sexos juntos. De hecho, el término dioico, que procede del griego, significa literalmente dos casas. De ahí que se utilice con frecuencia en términos de botánica para referirse a ejemplares con flores y semillas cuyo sexo está repartido en individuos distintos. Esto no quita que dentro de las plantas dioicas no exista la división de plantas dicotiledóneas o monocotiledóneas.

Del mismo modo, también debemos recordar que dentro de las plantas angiospermas también podemos encontrar plantas monoicas, aquellas que cuentan con flores masculinas y femeninas en el mismo pie, y con flores hermafroditas, es decir, aquellas que incluyen gametos femeninos y masculinos en la misma flor.

Las plantas dioicas no pueden autopolinizarse, por lo que no pueden producir semillas fértiles por sí mismas. Su única vía es la polinización cruzada que debe realizarse gracias a un agente externo. El propio Charles Darwin realizó un estudio en el año 1876 donde confirmaba que las plantas dioicas cuentan con ventaja reproductiva respecto a otras plantas. Esta ventaja reside en su método de reproducción que solo se realiza mediante polinización cruzada, asegurando así un incremento en la variabilidad. Por el contrario, su mayor desventaja se encuentra también en su aspecto reproductivo donde casi la mitad de la población de las plantas con flores masculinas no produce semillas, por lo que tienen una mayor dificultad de propagación y dispersión. Otros estudios relacionan la evolución de las plantas dioicas con su distribución, sobre todo porque en su mayoría son plantas de ambientes tropicales. También se relacionan con la formación de frutos frescos, como tienen en la mayoría de casos, para que puedan ser transportados por animales a zonas más alejadas. Incluso, se relaciona que muchas de las plantas dioicas se encuentren en zonas costeras para aumentar su polinización y distribución gracias a agentes climáticos o mediante el mar.

Plantas dioicas: qué son y ejemplos - Qué son las plantas dioicas y sus características

Ejemplos de plantas dioicas

Ahora que conoces las principales características de las planas dioicas vamos a realizar una lista de plantas dioicas para puedas identificarlas más fácilmente. Te sorprenderá reconocer muchas de ellas, sobre todo, porque se cultivan con fines económicos, ya sea para consumo o para farmacéutica.

  • Actinidia deliciosa o kiwi
  • Actinidia kolomikta o kiwi multicolor
  • Cannabis sativa o marihuana
  • Celastrus scandens o falsa dulcamara
  • Comptonia peregrina o helecho dulce
  • Cycas revoluta o falsa palmera
  • Fraxinus americana o fresno blanco americano
  • Ginkgo biloba o ginkgo
  • Morus alba o morera blanca
  • Myrica pensylvanica o bayberry del norte
  • Nyssa sylvatica o tupelo
  • Persea americana o aguacate
  • Pimenta dioica o allspice
  • Pistacia vera o pistachero
  • Populus tremuloides o álamo temblón
  • Phoenix dactylifera o palmera datilera
  • Salix discolor o sauce cabruno

Diferencias entre las plantas dioicas y monoicas

Estas son las diferencias entre estos dos tipos de plantas:

  • La principal diferencia entre plantas dioicas y monoicas reside en que las flores, aun siendo unisexuales se encuentran en diferentes pies. Las monoicas cuentan estas flores imperfectas en el mismo individuo.
  • Las plantas dioicas solo producen un único tipo de gameto, masculino o femenino, por individuo. Esto quiere decir que los órganos reproductivos de dicha planta solo podrán ser masculinos o femeninos, según el tipo de gametos que se generen, pero no ambos en ningún caso. En el caso de las plantas monoicas, cuentan con los tipos de gametos independientemente que estas sean flores hermafroditas o unisexuales.
  • Las plantas dioicas no pueden realizar la autogamia, ya que no cuentan con flores masculinas y femeninas en el mismo individuo. En su caso, el único sistema de reproducción factibles es la xenogamia o polinización cruzada.
  • Algunas plantas monoicas han desarrollado una serie de métodos para así evitar la autofecundación, con esto, al igual que sucede con las plantas dioicas favorecen la posibilidad de una mayor diversidad genética fortaleciendo la supervivencia de la propia especie.

FUENTE

Deja un comentario