Prácticas orgánicas pueden hacer de la agricultura una fuente de captación de carbono, asegura investigación

Prácticas orgánicas pueden hacer de la agricultura una fuente de captación de carbono, asegura investigación

Aproximadamente el 35% de los gases de efecto invernadero (GEI) mundiales provienen de la agricultura. Algunos aseguran que el ser humano puede revertir el calentamiento global capturando cientos de miles de millones de toneladas de exceso de CO2 por medio de la agricultura orgánica y la ganadería regenerativas, y el correcto uso del suelo. Aumentar el contenido orgánico del suelo no sólo ayuda a fijar carbono y reducir emisiones, sino que también a mejorar la capacidad del suelo para retener agua y nutrientes, a la vez que resistir plagas y sequías.

Para mitigar las emisiones de GEI y mantener la fertilidad del suelo, la agricultura orgánica puede ser una opción sabia, al disminuir el uso intensivo de fertilizantes sintéticos, proteger al medio ambiente, y mejorar los rendimientos de los cultivos. Una investigación reciente demostró que reemplazar un fertilizante químico por abono orgánico disminuyó significativamente las emisiones de GEI. La agricultura orgánica puede cambiar el rol de la agricultura de ser una fuente de emisiones de carbono a ser una fuente de captación del mismo.

Proceso de emisión y captura de carbono del huerto ecológico estudiado
Proceso de emisión y captura de carbono del huerto ecológico estudiado

Para explorar el potencial de los campos para captar carbono sin pérdidas de rendimiento, Jiang Gaoming, profesor del Instituto de Botánica de la Academia de Ciencias China, llevó a cabo un experimento en un huerto ecológico ubicado en la China rural del este. Se utilizaron residuos de cosecha para alimentar al ganado y el estiércol proveniente de éstos, luego de ser compostado, fue utilizado como abono para el cultivo rotativo de trigo en invierno y maíz en verano. agriculturers.com. Las emisiones de GEI y el rendimiento de los cultivos fueron calculados cuidadosamente de acuerdo a las Directrices para Inventarios Nacionales de Gases de Invernadero 2006 del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

Este estudio demostró que reemplazar un fertilizante químico por abono orgánico disminuyó significativamente las emisiones de GEI. Los rendimientos de trigo y maíz también aumentaron, a la vez que la fertilidad del suelo mejoró por la aplicación de estiércol de ganado. El reemplazo total del fertilizante químico por el abono orgánico disminuyó las emisiones de GEI desde + 2,7 t CO2-eq. hm-2 año-1 a -8,8 t CO2-eq. hm-2 año-1, revirtiendo el efecto de la agricultura.

Hacer uso de los residuos de cosecha como forraje para el ganado, compostar el estiércol, y reemplazar parte del suministro de fertilizante químico por abono orgánico, ha demostrado ser una alternativa ideal para reducir el desperdicio de energía, mejorar la fertilidad del suelo, y cortar las emisiones de GEI, sin pérdidas de rendimiento en los cultivos. El uso exclusivo de fertilizante químico no sólo llevó a un aumento de las emisiones de GEI, sino que también a un deterioro de la calidad del suelo.

Referencia:

Haitao Liu, J.L., Xiao Li, Yanhai Zheng, Sufei Feng, Gaoming Jiang. 2015. Mitigating greenhouse gas emissions through replacement of chemical fertilizer with organic manure in a temperate farmland. Science Bulletin, 60(6), 598-606. Science China Press http://www.scichina.com/

Material traducido por Agriculturers.com

FUENTE: eurekalert.org

Comentario

Deja un comentario