Plantas que ganan terreno en la Antártida

Plantas que ganan terreno en la Antártida

Las dos únicas especies de plantas con flores que crecen en la Antártida, el pasto antártico (Deschampsia antarctica) y el clavel antártico (Colobanthus quitensis), se han beneficiado del calentamiento global en los últimos años. Y cada vez les resulta de mayor provecho, como ha demostrado un estudio liderado por Nicoletta Cannone, de la Universidad de Insubria en Como, y publicado en Current Biology. Este trabajo ha sido el primero en demostrar que la expansión de estas plantas en el continente helado se está acelerando.

Cannone y sus colaboradores estudiaron el crecimiento de ambas especies en distintos puntos de la isla antártica de Signy entre 2009 y 2018, y compararon sus datos con los que se habían registrado entre 1960 y 2009. La expansión de ambas especies se aceleró notablemente a partir de 2009, a pesar de que 2012 fue un año mucho más frío que los anteriores. A lo largo de los diez años que duró el estudio, tanto el pasto antártico como el clavel antártico mostraron tasas de expansión por década mayores que las registradas en los cincuenta años anteriores. Por ejemplo, el número de áreas donde se observaron claveles antárticos aumentó apenas un 7 por ciento por década entre 1960 y 2009, y más de un 154 por ciento en el siguiente decenio.   

Gran parte de esos cambios se atribuyen al cambio climático. En comparación con el resto del planeta, la región se ha calentado a una velocidad superior a la media; algunas zonas de la península Antártica son hoy unos tres grados Celsius más calientes que hace 60 años. Otro factor que influye es la disminución de las poblaciones de lobos marinos, ya que estos mamíferos inhiben el crecimiento de las plantas, aunque eso solo afectaría a las tierras bajas próximas al mar.

De acuerdo con Cannone y su equipo, cabría observar una evolución similar a la de Signy en otras regiones de la península antártica, donde, por ejemplo, ya se están expandiendo los musgos. Así, algunas zonas donde hoy sigue predominando el gris o el negro de las rocas deberían volverse cada vez más verdes.

Daniel Lingenhöhl

Referencia: «Acceleration of climate warming and plant dynamics in Antarctica», Nicoletta Cannone et al. en Current Biology, 14 de febrero de 2022.

FUENTE

Deja un comentario