Obteniendo nuevas variedades de plantas ¿cómo?

Un equipo de investigación desarrollo métodos que hacen que la producción de plantas genéticamente modificadas sea un proceso mucho más corto y rápido, aliviando el proceso de edición de genes. Los métodos obtenidos por investigadores de la Universidad de Minnesota, permiten probar nuevas variedades de cultivos desarrolladas en semanas y a menores costos.

La edición genética de cultivos con métodos como el CRISPR y TALEN quedó atrasada en la etapa de cultivo de tejidos; cultivar tejidos es una etapa del proceso de modificación genética que puede durar años y hasta décadas, requiere mucho tiempo, recursos y trabajo arduo. Este método utiliza cultivos de tejidos para medir el efecto reacción ante la administración de productos químicos, reactivos, entre otros. Si bien se trata de un método de avanzada, los tiempos apremian y el cultivo de tejidos para dar con plantas perfeccionadas genéticamente terminó por ser un cuello de botella dentro del proceso.

Los nuevos métodos permitirían unareducción considerable en el tiempo necesario para la edición genética de plantas de años a semanas; lo que facilita también trabajar en más especies de plantas de lo que los métodos tradicionales permiten actualmente. A su vez, los métodos presentados por los investigadores en Nature Biotechnology permiten que cualquier investigador pueda producir plantas genéticamente editadas sin la necesidad de un laboratorio estéril, es decir, que acerca el desarrollo de plantas genéticas a laboratorios pequeños y empresas.

La nueva metodología presentada por Ryan Nasti y Michael Maher reemplaza el cultivo de tejidos por plántulas activadas por reguladores de crecimiento y reactivos de edición genética. De dichas plántulas, se desarrollan nuevos brotes con semillas que son recolectadas por los investigadores y continúan con la experimentación, sin necesidad de cultivar celularmente tejidos. Por el acortamiento de procesos,permite realizar pruebas rápidas a pequeña escala, con resultados en semanas y con diferentes combinaciones de reguladores de crecimiento.

De esta manera, sorteando la dificultad de la obtención de recursos, Maher sostiene que “con este método, no necesitas una técnica estéril, podrías hacerlo en tu garaje”, abriendo las posibilidades a grupos de investigación pequeños de desarrollar plantas genéticamente modificadas. El Profesor de Genética, Biología Celular y Desarrollo de la Universidad de Minnesota, Dan Voytas, afirmó que “Nasti y Maher democratizaron la edición de genes de plantas. Ya no tomará meses en un laboratorio estéril con docenas de personas en campanas de cultivo de tejidos”.

La investigación tomó al tabaco como cultivo modelo, pero su efectividad también se demostró en plantas de uva, tomate, papa, entre otras. No se descarta de que éste método pueda ser implementado en muchas otras especies. Se trata de un hallazgo que garantiza fuentes de alimentos estables para la población mundial en crecimiento y permite que los cultivos se enfrenten con mayor eficacia a las plagas y fenómenos meteorológicos que vayan emergiendo.

FUENTE

Deja un comentario