Nutrición de Cítricos en Suelos Calcáreos

Nutrición de Cítricos en Suelos Calcáreos

La nutrición de los cítricos establecidos en suelos calcáreos es especial, difiere por los efectos del pH del suelo sobre la disponibilidad de nutrientes en el suelo y también por las reacciones químicas que provocan la pérdida y/o fijación de algunos nutrientes. La presencia de carbonatos de calcio (CaCO3) afecta la química y disponibilidad de varios de los nutrientes esenciales para las plantas, principalmente nitrógeno, fósforo, potasio, hierro, manganeso y zinc.

Efecto del CaCO3 sobre las transformaciones de nitrógeno

fig 1 suelos car

El pH del suelo afecta a diversas reacciones que involucran al nitrógeno y muchas de ellas pueden influir en la eficiencia de uso del nitrógeno por las plantas. La nitrificación es el proceso de conversión de amonio (NH4+) a nitrato (NO3-); dicho proceso es originado por las bacterias del suelo de los géneros Nitrosomonas y Nitrobacter. La nitrificación es más rápida en suelos con pH entre 7 y 8, por lo que cuando se aplican fertilizantes amoniacales en suelos calcáreos hay una conversión rápida a nitratos (pocos días). Dichos nitratos pueden moverse libremente con el agua del suelo, lo que origina alta susceptibilidad a lixiviación y poco aprovechamiento por las plantas. Además, la acidez producida durante la nitrificación es rápidamente neutralizada en suelos calcáreos. La volatilización del amonio (pérdida de nitrógeno en forma de NH3) es también un problema grave en pH superiores a 7. Esta condición se produce en los suelos calcáreos, o donde la descomposición de fertilizantes nitrogenados genera condiciones alcalinas.

CaCO3 y disponibilidad de fósforo

La disponibilidad del fósforo en suelos calcáreos casi siempre es limitada. Después de que los fertilizantes fosfóricos se añaden a un suelo calcáreo se someten a una serie de reacciones químicas con el calcio que terminan por disminuir la solubilidad del fósforo (fijación de fósforo). Por lo tanto, la disponibilidad de fósforo a largo plazo para el cultivo depende de la aplicación de dosis regulares de fósforo soluble y de la disolución de fósforo fijado.

CaCO3 y disponibilidad de potasio y magnesio

Intentar incrementar los niveles de potasio y magnesio en los sitios de intercambio con la aplicación de fertilizantes es algo muy difícil, ya que en suelos calcáreos los contenidos de calcio intercambiables son muy elevados. Las concentraciones de magnesio y potasio están fuertemente influenciadas por las concentraciones de calcio en suelos y plantas, es por eso que las plantaciones de cítricos en suelos calcáreos requieren mayor cantidad de fertilizantes magnésicos y potásicos. Con altos contenidos de CaCO3 y poca eficiencia en la fertilización, la nutrición foliar juega un papel importante para aumentar la concentración de magnesio y potasio en la plantas. En aplicaciones foliares comúnmente se utilizan fuentes como nitrato de magnesio (Mg(NO3)2) y nitrato de potasio (KNO3).

CaCO3 y disponibilidad de hierro, zinc y manganeso

El pH del suelo es un factor determinante en la disponibilidad de micronutrientes, en especial con hierro, manganeso y zinc. En pH alcalino se forman compuestos insolubles con los micronutrientes, provocando que las plantas tengan un abasto insuficiente de estos elementos y sea recurrente que se manifiesten deficiencias. Un pH menor a 7 aseguraría mayor disponibilidad del zinc y manganeso para las plantas. Las aplicaciones al suelo de fertilizantes con zinc y manganeso son poco eficientes en suelos altamente calcáreos, de manera que las aplicaciones foliares entran en juego ante estas situaciones.

Los suelos calcáreos pueden contener altos niveles de hierro total pero en formas no disponibles para las plantas. El hierro es considerablemente menos soluble que el zinc y manganeso en suelos con un pH de 8 o mayores.

fig 2 suelos car

Recomendaciones para la fertilización en suelos calcáreos

Nitrógeno. Las principales prácticas a considerar son el riego de la plantación y una adecuada programación de la aplicación de fertilizantes, que disminuyan la pérdida de nitrógeno por lixiviación. El uso de tensiómetros o mediciones de evapotranspiración para definir riegos son algunas opciones. Implementar fertirrigación en la plantación mejoraría sustancialmente la eficiencia en la fertilización, ya que mediante esta herramienta se pueden mantener el nitrógeno y los demás nutrientes en la zona radical del cultivo, además puede realizarse una distribución estratégica de los fertilizantes acorde a las demandas del cultivo. Otra alternativa disponible son los fertilizantes de liberación controlada para ayudar a incrementar la eficiencia.

Fósforo. Para lograr buena disponibilidad de fósforo para los cítricos en suelos calcáreos se recomienda aplicar fertilizantes solubles en el riego de forma regular. Puesto que el P que se acumula en el suelo, es al menos parcialmente disponible, ya que se convierte en compuestos menos solubles con el tiempo.

Potasio. Los niveles altos de calcio en suelos calcáreos limitan la absorción de potasio, lo que se refleja en los análisis foliares. En esas condiciones se puede recomendar un aumento de la dosis estándar hasta en un 25%. Esta recomendación no aplica para todas las situaciones, y se deben hacer evaluaciones en cada condición. Otra forma de aumentar la concentración de potasio es de forma foliar usando fuentes solubles como nitrato de potasio.

Zinc y manganeso. Una de las formas más económicas para aplicar zinc y manganeso es mediante sulfatos de manera foliar o al suelo. Sin embargo, también existen en el mercado quelatos (EDTA y EDDHA por ejemplo) de ambos micronutrientes que tienen mayor eficiencia en niveles de pH poco propicios. Alternativamente, el zinc y manganeso también se pueden quelatar con compuestos orgánicos para aplicarse al suelo, es un proceso que ayuda a que los nutrientes puedan ser mejor absorbidos por las raíces de las plantas.

fig 3 suelos car

Hierro. La eficacia de estos fertilizantes es muy variable dependiendo del pH del suelo. Fe-DTPA se puede utilizar en suelos ligeramente alcalinos (con valores de pH de 7,5 o menos), mientras que Fe-EDDHA es el quelato de elección para su uso en suelos altamente calcáreos (con un valor de pH mayor a 7.5).

Enmiendas para suelos calcáreos

Cambiar el pH de un suelo con alto contenido de carbonatos es muy difícil, y normalmente inviable económicamente. Sin embargo, existen mejoradores que paulatinamente pueden ir acidulando el suelo usando dosis considerables que dependerán del contenido CaCO3 en el suelo. El azufre es el mejorador de suelos calcáreos más usado por su economía, disponibilidad y eficiencia.

Referencia:

Obreza, T. A.; Zekri, M.; Calvert, D. V. 2012. Citrus Fertilizer Management on Calcareous Soils. University of Florida. 8p.

FUENTE: intagri.com

Comentario

  1. Podrían hablar de frutales tales como pomaceas, carozos

Deja un comentario