La sequía en Chile que podría traer plagas desconocidas hasta ahora

La sequía en Chile que podría traer plagas desconocidas hasta ahora

Según un estudio realizado por la Dirección Meteorológica de Chile y el Ministerio de Medio Ambiente, 2020 fue uno de los más calurosos y secos en la historia registrada del país, y puede tener como consecuencia nuevas plagas en Chile.

“El cambio climático es una realidad y ya estamos viviendo bajo sus efectos. Las cifras muestran un sostenido aumento de las temperaturas en el país, de hecho, sumamos 10 años consecutivos más cálidos que lo normal”, sostuvo la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, al presentar un estudio sobre la sequía en Chile.

Según el informe, en 2020 la temperatura media en Chile continental alcanzó los 13,6 °C, convirtiéndose en el tercero más cálido desde que existen registros, superando por una décima al 2019. A su vez, la temperatura máxima promedio del país llegó a 20,2 °C, la segunda mayor desde que hay mediciones.

Al presentar la herramienta científica, que permitirá conocer el impacto de las nuevas condiciones climáticas para Chile entre los años 2035 a 2065, se dio a conocer el Atlas de Riesgo Climático (ARClim). Este reveló que el 84% de las comunas del país enfrentan un alto riesgo por las olas de calor.

La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, dijo que el cambio climático afecta de manera diferente a las comunas y enfatizó que al tener el ARClim, se podrá conocer específicamente los riesgos de cada comuna y qué medidas se deberán tomar.

Plagas

La jefa de la Oficina de Cambio Climático de Meteorología, Claudia Villarroel, advirtió que esta situación incluso podría traer nuevas plagas a Chile.

“El país se está haciendo mucho más beneficioso para algunos vectores que no teníamos antes, como por ejemplo el dengue. Con un poco más de humedad y temperatura en el norte podemos tener las condiciones propicias para que puedan traer nuevas plagas a nuestro país”, le dijo a Radio Bío Bío.

En el X Seminario Académia de Ciencias Agronómicas “Desafíos y proyecciones en la producción agrícola sostenible frente al cambio climático”, organizado por la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Universidad Católica de Chile el 17 de enero de 2020, Ximena Besoían, investigadora de la Universidad Católica de Valparaíso, realizó un análisis sobre las plagas y enfermedades que se podrían ver potenciadas por el Cambio Climático.

Hace un año, advirtió que “las temperaturas más cálidas aumentan la incidencia de pestes, acelerando sus ciclos, y reduciendo su estadio vulnerable. Asimismo las temperaturas más cálidas en invierno aumentan la sobrevivencia y promueven la expansión de patógenos e insectos”.

Besoaín además enfatizó que la baja humedad relativa y las altas temperaturas hacen más vulnerable los cultivos, aumentando la prevalencia de algunas enfermedades. “Considerando que se espera que el Cambio Climático aumente la prevalencia de enfermedades que se favorecen con altas temperaturas y baja humedad relativa, podemos esperar mayor presencia de oídios y royas”, destacó.

Precipitaciones

El 2020 está dentro de los 10 años más secos desde 1981, con un déficit nacional de 12%, siendo las regiones más afectadas desde Coquimbo al Biobío, donde se supera el 36% de déficit. Con este resultado, se suman 14 años consecutivos secos, agravando las condiciones de sequía.

Respecto a las altas temperaturas y las falta de precipitaciones, la meteoróloga Claudia Villarroel, explicó que “una de las variables que presenta los mayores cambios es la temperatura máxima donde los riesgos asociados a ellas implican consecuencias directas en la salud humana, incendios forestales, sequías, entre otras. Se ha observado que los días mayores a 30 °C crece a razón de 7 días por década en la zona central”.

De acuerdo a los datos de ARClim, se proyecta que el 84% de las comunas de Chile enfrentan riesgos altos a raíz del cambio climático en diferentes variables. Por ejemplo, todas las comunas del país verán aumentado en algún grado el riesgo del impacto de las olas de calor en la salud humana, pero especialmente entre las regiones de Valparaíso y del Biobío.

FUENTE

Deja un comentario