La robótica es el futuro del negocio de los agroquímicos

En principio los químicos para protección de cultivos y los robots no parecen estar relacionados de forma alguna. Sin embargo, en IDTechEx Research piensan que los sostenidos avances en robótica para la agricultura, cambiarán en forma fundamental y de manera lenta y segura, el negocio de los químicos de protección de cultivos.

De hecho, los proveedores de químicos de protección no podrán ignorar más los desarrollos en el mundo de los robots agrícolas. Esto porque su surgimiento cambiará la cantidad y tipos de químicos usados, y forzará a los proveedores a considerar seriamente el reinventarse como proveedores de protección, en toda su forma, y no quedarse solamente como proveedores de químicos.

Lee el informe de IDTechEx Research sobre “Robots agrícolas y Drones 2016-2017: Tecnologías, Mercados y Jugadores” para averiguar sobre cómo la tecnología de la robótica se incorporará a diferentes aspectos de la agricultura, cómo cambiará la manera de cultivar, cómo se volverá el futuro del negocio de los agroquímicos, y cómo modificará la forma en que diseñamos la maquinaria agrícola.

Este informe provee hojas de ruta detalladas, y pronósticos a diez años, segmentados por tecnología y territorio, además de exhaustivos perfiles de empresas basados en entrevistas.

La robótica agrícola dará forma al futuro

El negocio de los agroquímicos está experimentando en la actualidad cambios mayores. Algunos son de corto plazo, cíclicos y/o típicos en naturaleza. Por ejemplo, la recesión global en la agricultura inducida por la caída de los precios de los cultivos de campo, ha implicado una baja en los retornos de prácticamente todos los proveedores. traducido por agriculturers.com. La producción de químicos genéricos de patente liberada, particularmente en China, está ejerciendo una presión de largo plazo que baja los precios. La competencia intensiva de precios y la disminución del tamaño de los mercados, han significado -no sorpresivamente- la consolidación de grandes corporaciones (ejemplo, ChemChina/Syngenta, DuPont/Dow Chemical, y potencialmente Bayer/Monsanto).

En contraste, algunos de los cambios son de una naturaleza más fundamental y de largo plazo, y el crecimiento sostenido de la robótica agrícola es ciertamente uno de esos cambios. Su surgimiento implica una aceleración drástica y la amplificación de un cambio que está ya en camino: la agricultura de precisión. traducido por agriculturers.com. En ésta, los datos del campo, junto con equipamiento con GPS, han permitido el surgimiento de la tecnología de cultivo de tasa variable, donde los agricultores pueden variar la tasa de aplicación de insumos, basado en las necesidades de sitios específicos en contraposición a su aplicación al campo completo.

El juego final: la agricultura de ultraprecisión

Tecnología de mejor visión, más amplio acceso a datos, e inteligencia artificial aumentada, permitirán a la robótica agrícola impulsar esta tendencia hacia su último juego: la agricultura de ultraprecisión, donde los predios serán manejados planta por planta. Aquí, los robots agrícolas abastecerán las necesidades de cada planta de acuerdo a sus necesidades específicas, y buscarán y destruirán las malezas una por una.

Esto ya está ocurriendo. Algunos implementos robóticos para tractores, son capaces de identificar las malezas cada vez más rápido, sin confundirlas con el cultivo, y tomar acciones precisas para eliminarlas (ejemplo, herbicidas de precisión). Estas máquinas se volverán cada vez más robustas de manera de operar en ambientes agrícolas, y se volverán cada vez más inteligentes para poder identificar una mayor cantidad de variedades de cultivos y malezas.

En la actualidad, la mayoría están siendo usadas en agricultura orgánica, o en aclareo de lechugas, y utilizan algoritmos básicos de identificación de modelos. traducido por agriculturers.com. En el futuro cercano, las técnicas de aprendizaje automático serán usadas para generar algoritmos más complejos a medida que se incremente el acceso a millones de imágenes de cultivos y malezas. Esto a su vez, significa que los robots podrán hacerse cargo de un espectro cada vez más amplio de tareas en la agricultura.

Luego, los robots agrícolas evolucionarán hacia vehículos autónomos. Esto se hará posible gracias a la ‘commoditización’ acelerada de la tecnología de navegación autónoma, reduciendo las barreras regulatorias, e incrementando la familiarización de los agricultores con los vehículos autónomos. Esto está pasando también ya, como lo evidencian los numerosos robots agrícolas móviles que están en etapa de prototipo o en etapas comerciales tempranas.

Cambiando modelos de negocio

Los robots transformarán el negocio de los químicos de protección. El advenimiento de la agricultura de ultraprecisión implica un uso optimizado de químicos, reduciendo su consumo total. También inducirá un cambio en los catálogos de agroquímicos, desde unos pocos herbicidas populares no selectivos, hacia muchos herbicidas selectivos de nicho. traducido por agriculturers.com. Esto transformará el suministro desde grandes volúmenes de commodities, a operaciones de químicos específicos.

La agricultura de ultraprecisión pondrá también en riesgo el hasta ahora exitoso modelo de negocio de vincular herbicidas no selectivos con semillas genéticamente modificadas para la tolerancia a dicho herbicida. Esto debido a que los químicos de protección de cultivos se aplicarán solo en ubicaciones específicas, y no a lo largo de todo el campo. De esta forma, los riegos de dispersar herbicidas no selectivos en una amplia superficie, quedarán obsoletos.

Los robots pueden también provocar un cambio en el modelo de negocios de los proveedores de químicos de protección. Esto porque una gran parte del valor de la protección de cultivos se movilizará hacia la robótica. Por consiguiente, los proveedores de químicos tendrán que considerar seriamente el reinventarse como proveedores de protección, en toda su forma, y no quedarse solamente como proveedores de químicos.

No ocurrirá de la noche a la mañana

Estos cambios no ocurrirán de la noche a la mañana. El conservatismo de los agricultores provocará inevitablemente, que estas tecnologías potencialmente revolucionarias se posicionen de forma gradual.

En la actualidad, la mayoría de los equipamientos robóticos agrícolas no son completamente confiables, por lo que están siendo comercializados como servicios conducidos por operadores capacitados, y monetizados en $/acre o $/Kg. Su rentabilidad aún no ha sido probada en el campo, y hacerlo tomará tiempo, debido a que el reloj experimental está restringido por las temporadas de cultivo. traducido por agriculturers.com. La prohibición de algunos químicos será poco probable en el corto plazo, a pesar de la presión, aunque tanto agricultores como proveedores presionan en su contra. Los agricultores aún no confían en los robots y no están todavía desesperados en modo alguno como para pagar los precios actuales.

Esto no es razón, sin embargo, para la complacencia. De hecho, varias empresas grandes de agroquímicos están haciendo ya inversiones estratégicas en robótica agrícola, como una forma de aprender sobre el negocio y asegurar el acceso futuro a esta tecnología. El interés en la robótica agrícola no hará más que crecer.

De hecho, el informe de IDTechEx Research sobre “Robots agrícolas y Drones 2016-2017: Tecnologías, Mercados y Jugadores”, asegura que la robótica en la agricultura es ya una industria de $3 mil millones, y sobrepasará los $12 mil millones para el 2017. traducido por agriculturers.com. Los implementos robóticos para tractores y los desmalezadores autónomos jugarán un rol preponderante en ese crecimiento.

FUENTE

Comentario

  1. Pingback: La robótica es el futuro del negocio de los agroquímicos

Deja un comentario