Italia recupera el trono mundial del vino

Italia recupera el trono mundial del vino

La producción de este caldo aumenta un 2% en 2015 gracias a la calidad de las vendimias.

A diferencia de otros productos, la Organización Mundial de la Salud (OMS), sí aconseja el consumo moderado de vino. Concretamente recomienda no superar los dos vasos diarios de este caldo, un artículo presente en toda mesa que se precie. El consumidor tendrá donde elegir si atendemos a su producción mundial, que para 2015 se estima en 275,7 millones de hectólitros según un informe publicado este miércoles por la Organización Internacional del Vino (UIV). El aumento, del 2% respecto a 2014, se debe a la buena salud de las vendimias. Entre todos los países sobresale Italia, que con 48,9 millones de hectólitros vuelve a ser el principal productor del mundo, superando a Francia (cae al segundo puesto) y España.

Un trabajador cuida las uvas de un viñedo de la Bodega Altar, en Colchagua (Chile)
Un trabajador cuida las uvas de un viñedo de la Bodega Altar, en Colchagua (Chile)

“El problema no es quién produce más vino, sino quién lo vende mejor”, asegura Carlo Flamini, director del Corriere Vinicolo, la revista que cada 15 días publica la Unión Italiana del Vino (UIV). Flamini no se muestra especialmente entusiasmado con las cifras porque reconoce que lo importante es “que crezca la exportación exterior y el consumo doméstico”. Los datos que maneja su organización son positivos para Italia, cuyas exportaciones son cada año entre un 5 y un 10% mejores que el anterior.

El auge vinícola italiano se produce gracias a la explosión del mercado en Reino Unido y EE UU, donde el consumo de los vinos espumosos y frizzantes (los llamados prosecco, similares al cava) se han triplicado en los últimos cinco años, resalta Flamini. “Produzcas lo que produzcas, el objetivo es venderlo bien”, subraya. El dirigente de la UIV pone como ejemplo el caso español, que en 2013 aumentó notablemente su producción y “acabó vendiendo el litro de vino a 30 céntimos”.

Desde entonces en España la producción ha sido descendente. Ahora ocupa el tercer puesto entre los países productores, con 36,6 millones de hectólitros según las estimaciones de la OIV. Por delante, solo la reina Italia y Francia (47,4 millones de hectólitros), que aunque aumenta su producción respecto a 2014, este año cae a la segunda posición del sector.

FUENTE: economia.elpais.com

Deja un comentario