Informe: La mochila tóxica de la producción agraria insostenible

Informe: La mochila tóxica de la producción agraria insostenible

El uso de plaguicidas en el actual modelo agroalimentario produce efectos adversos para el medio ambiente y la salud humana lo que obliga al desarrollo de políticas de reducción de la exposición a estas sustancias tóxicas, como las recientes estrategias del Pacto Verde Europeo: de la granja a la mesa y sobre biodiversidad de aquí a 2030.

Los objetivos propuestos buscan una reducción del 50 % del riesgo y del uso de plaguicidas químicos, y también en un 50 % del uso de los plaguicidas más peligrosos de aquí a 2030.

La Unión Europea ha establecido un indicador de riesgo armonizado para cuantificar los avances en esta reducción del riesgo de los plaguicidas, cuyos primeros resultados concluyen que se ha producido una disminución del riesgo próximo al 20 % en los últimos cinco años.

Similar resultado, en concreto un 22 % de reducción, es el resultado de aplicar este índice a los datos de comercialización de plaguicidas en España, aún a pesar de haberse producido un incremento superior al 17 % en la venta de estas sustancias.

La dependencia de las políticas de la Unión Europea de reducción de plaguicidas basadas en este indicador de riesgo armonizado y los resultados aparentemente paradójicos que permiten concluir, como es el caso de España, de manera simultánea una reducción del riesgo con un aumento del uso de este tipo de sustancias, evidencian la necesidad de una mirada crítica a qué es este indicador y cómo se calcula.

Nuestro análisis subraya las deficiencias del indicador de riesgo armonizado basado únicamente en cuatro categorías de riesgo con una sobrestimación de las clasificadas como más peligrosas, lo que posibilita una reducción del riesgo y un aumento de las cantidades usadas, dado que un pequeño descenso del uso de algunas sustancias más peligrosas puede ser reemplazado con un aumento considerable de otro tipo de plaguicidas considerados de menor peligrosidad.

Así, en contra de la afirmación de la Unión Europea, el presente informe concluye que ha de modificarse la manera en que se calcule el indicador de riesgo con el objeto de evaluar de forma efectiva y realista la exposición a estos tóxicos que experimenta la ciudadanía europea y el medio ambiente.

Como instrumento de evaluación del riesgo proponemos el denominado modelo de indicador de carga tóxica, desarrollado por el investigador Lars Neumeister, experto reconocido en pesticidas. Este indicador se basa en el análisis de 15 parámetros, agrupados en tres categorías: salud humana, medio ambiente y probabilidad de exposición.

A diferencia de los resultados obtenidos mediante el indicador de riesgo armonizado de la Unión Europea a los datos de España, los valores para el indicador de carga tóxica no evidencian ningún descenso del riesgo y sí algún aumento en riesgos tan significativos para la salud humana como la toxicidad aguda, mutagenicidad y toxicidad para la reproducción.

A la luz de estos resultados Ecologistas en Acción, la Sociedad Española de Agricultura Ecológica y Agroecología (SEAE) y WWF España recomiendan a las instituciones europeas y españolas: la sustitución del indicador de riesgo armonizado de la Unión Europea por otro u otros, como puede ser el indicador de carga tóxica; la creación de un grupo de trabajo multidisciplinar con expertos independientes, organizaciones de la sociedad civil y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el de Salud y el de Transición Ecológica y Reto Demográfico para el desarrollo de metodologías de cálculo del riesgo y análisis de los resultados y el establecimiento de objetivos vinculantes y medibles de reducción del riesgo y del uso de los plaguicidas usados en la agricultura, parques, jardines, etc.

Ecologistas en Acción, SEAE y WWF brindan su conocimiento y experiencia para trabajar en la necesaria y urgente transición agroecológica hacia sistemas alimentarios saludables y sostenibles, libres de tóxicos para las personas y los ecosistemas. Y solicitan que no se dé ni un paso atrás en ambición ambiental que pueda suponer un menoscabo en la consecución de los objetivos planteados en el Pacto Verde Europeo.

INFORME

Deja un comentario