Implementando tecnología al agro de Colombia

Implementando tecnología al agro de Colombia

El agrocolombiano se ha lanzado con fuerza a la innovación tecnológica y para salir adelante se encuentra en pleno proceso de sumar al pica y la lampa herramientas más sofisticadas como drones, tabletas, celulares, monitoreo satelital y medición digital en tiempo real de la eficiencia productiva de los cultivos.

“No podemos alimentar el mundo de hoy con la agricultura de ayer”, sentenció Rodolfo Correa, quien asumió la presidencia del Consejo Nacional de Secretarios de Agricultura de Colombia (Consa) en febrero pasado y, de inmediato, impuso nuevos bríos al organismo que reúne a los secretarías de agricultura de toda Colombia.

El agro es fundamental en la vida cotidiana de Colombia. Bastará decir que el 80 por ciento de los alimentos que consume el país proceden de la siembra en el propio territorio.

En plena pandemia, el agro fue el único rubro que tuvo crecimiento en Colombia. Y eso se debió a la organización de los campesinos y a su enorme cuidado para cumplir con todos los protocolos de seguridad. De esta manera, el campo siguió produciendo con normalidad y Colombia no sufrió con desabastecimientos en tiempos de coronavirus.

La prestigiosa revista colombiana Semana calificó a los campesinos como “los otros héroes” por su sacrificio, entrega y compromiso en momentos en que todos temían ser contagiados. Esta labor esencial se hizo mucho más notoria cuando muchas otros productos escaseaban y por eso ahora Correa impulsa la corriente de adecuar el campo a nuestros tiempos.

El salto de calidad permitirá además una mayor rentabilidad en el campo y será capaz de superar a la que dejan los cultivos ilegales con coca y marihuana.

“Colombia sufrió la guerra de guerrillas más larga en el mundo y sus campesinos muchas veces se vieron atrapados entre dos fuegos, pero tuvieron el valor de sobrevivir y luchar por sus familias y su bienestar”, explicó Correa. “Es hora de tecnificar la agricultura, pues no más del 10 por ciento de los cultivadores usa tecnología”.

Correa, nacido en Antioquia, publicó el 2019 el libro “Ser grande es una decisión” y en su obra plantea que la determinación de la gente es esencial para salir adelante.

“Como no tenemos el respaldo de grandes maquinarias vamos a compartir con la gente lo único que poseemos: nuestro conocimiento y nuestra experiencia, que acabo de plasma en mi libro”, sentenció Correa en un pronunciamiento que es una filosofía de vida.

Esa capacidad de resolver, Correa la pone en práctica en el día a día, como lo describió en un dos sus tuits: “En las calles de #medellin trabajando por la #agriculturaurbana @gobantioquia con la @alcaldiademed @alejo_matta_ y @julymartilo dando a la ciudadanía la posibilidad de producir sus alimentos en casa y de mejorar la nutrición de las familias”.

Los periódicos más importante de Colombia como El Espectador y El Colombiano destacan el espíritu innovador de Correa, pero también su reclamo para que se dé el apoyo que necesitan los campesinos para continuar con su valiosa contribución a la sociedad.

Por eso Correa estimula la Revolución Verde, llamada también Agricultura 4.0, que recopila y analiza mediante alta tecnología datos sobre el campo. De esta manera se puede anticipar resultados de una cosecha, calcular ingresos y dar una serie de beneficios, información y ventajas a los agricultores, pequeños, medianos y agroindustriales.

“A punta de limosnas jamás se desarrollará el campo”, expresó Correa. “Por eso, con Agricultura 4.0 Colombia dará un paso crucial hacia el agro tecnificado. Por lo pronto puedo asegurar que la tecnología de punta estará en los cultivos del departamento de Antioquia. Esto significa que por primera vez un gobierno en Colombia apoya a los agricultores para que cuenten con las herramientas tecnológicas que permitan modernizar el campo”.

FUENTE

Deja un comentario