Ha llegado el momento de plantar frutales, ¿preparamos la tierra?

Ha llegado el momento de plantar frutales, ¿preparamos la tierra?

Naranjos y limoneros, cerezos, ciruelos y hasta aguacates; en Viveiros O Barreiro explican que es un buen momento para llenar nuestro jardín con nuevos árboles.

La primavera está a la vuelta de la esquina y, aunque hay árboles frutales que se pueden plantar durante todo el año, en Viveiros O Barreiro nos recuerdan que ahora es un buen momento para llenar nuestro jardín de nuevos ejemplares. Limoneros, naranjos y mandarinos suelen ser los más demandados, aunque manzanos, ciruelos y cerezos cuentan también con un gran número de fans, al igual que los aguacates. Pero antes de ir a comprar la planta, en este vivero de Pontevedra nos dan una serie de consejos que permitirán preparar la tierra y ayudarán a que nuestro árbol vaya arriba. 

Preparar la tierra

Es necesario preparar la tierra con un mes de antelación. Para ello, se cava un hoyo de más o menos 1 metro de diámetro, y se rellena con una tierra enriquecida en abono. Así, contarás con un terreno perfecto para que el árbol crezca sano y fuerte y dé los mejores frutos.

Poda invernal

Esta es una de las tareas más importantes que es necesario llevar a cabo en el mantenimiento y cuidado de los árboles frutales. La mejor época para realizar este trabajo es en noviembre. Es la mejor manera para rejuvenecer el árbol y favorecer que salgan nuevos brotes.

Fertilización

Los árboles frutales son uno de los cultivos que más nutrientes consumen. Es por ello que quizás sea necesario echarles una mano extra para salir adelante. Para ello podemos empezaron utilizando una tierra rica en abono para preparar la zona antes de plantarlo. Además, a finales de cada invierno debemos volver a abonarlo con una materia rica en estiércol, compost… De esta forma, le ayudaremos a sobrevivir durante el invierno. 

Acolchado

Esta es una técnica que va a ayudarnos mucho en el cultivo de un árbol frutal y que consiste en poner alrededor del pie del árbol una capa de al menos cinco metros de paja, hierba, cortezas… Su función será la de limitar el crecimiento de las malas hierbas a su alrededor, a la vez que contribuye a mantener un nivel de humedad más alto en el pie del árbol, algo muy beneficioso para su crecimiento.

Riego

Cada especie tiene unas necesidades de riego diferentes. También influye la época del año y el clima característico de la zona en la que esté plantado. Por regla general, hay que tener cuidado con no regar demasiado en la época de floración y maduración del fruto, porque un exceso de agua provoca la caída de las flores y que los frutos se rajen.

Protección de los frutos

Los pájaros son todo un peligro para nuestros árboles frutales, así que es mejor que protejas sus frutos mediante técnicas como el embolsado o la instalación de redes antipájaros cuando se acerque la época de la maduración.

FUENTE

Deja un comentario