Ganaderos chilenos ponen en marcha un programa para la mejora genética del ganado vacuno

Ganaderos chilenos ponen en marcha un programa para la mejora genética del ganado vacuno

INIA Carillanca junto a Bureau Agroconcept han puesto en marcha un modelo francés que permite mejorar la genética bovina. Incorpora registros genealógicos, que productores de La Araucanía incluyen desde sus explotaciones ganaderas. En una estación de prueba se evalúan fenotípicamente los mejores animales, y adicionalmente INIA Carillanca, a través de marcadores moleculares y biotecnología, analiza los toros seleccionados y corrobora esta información.

Con un seminario internacional y un remate de toros realizado en INIA Carillanca, el proyecto “Selección y evaluación de razas bovinas en La Araucanía” compartió con ganaderos y autoridades sus logros y proyecciones. El mejoramiento genético en los planteles de estos ganaderos de La Araucanía se ha notado en los avances en sus planteles Clavel Chileno de Carne, Normando, Angus negro y rojo, como también Hereford y Limousin.

Los animales permanecieron en una estación de prueba en INIA Carillanca, donde fueron seleccionados y manejados en una condición similar para todos ellos, generando ejemplares que fueron subastados entre los ganaderos.

Estos procesos generan un proceso de mejoramiento importante. Un tema planteado por productores e investigadores es que este programa debiera tener una continuidad en el tiempo, ya que el mejoramiento genético es un proceso de largo plazo. “El impacto esperado es subir un peldaño en calidad. ¿Qué quisiéramos para nuestros pequeños agricultores?, que esta mejora en calidad genética les permita aumentar sus ingresos”, resume Ivette Seguel, directora del INIA Carillanca.

Por su parte, el director regional de INDAP en La Araucanía, Alex Moenne Loccoz, dijo que este tipo de acciones en el rubro de la carne forman parte del camino correcto, sumados al mejoramiento en la alimentación y praderas del ganado. “Es el único camino que puede hacer más eficiente y rentable el negocio bovino. Si hay un producto genético de mejor calidad, un ternero de mejor pierna, conformación y peso al destete, es posible tener mejores precios a la hora que se quiere vender”, resumió.

En esta actividad, el investigador de la Universidad de Concepción, Dr. Mario Briones, agregó que es importante que el productor ganadero se fije en la calidad materna de los animales, “ya que no puede existir una industria de carne fuerte si no tiene madres que produzcan terneros de buena calidad. Ahí está el punto fuerte, si las vacas tienen debilidades reproductivas, el ganadero perderá dinero porque no todas las vacas se van a preñar y parir un ternero; si tienen baja habilidad materna, se les van a morir terneros entre el nacimiento y destete; si la vaca no tiene buena capacidad lechera, los terneros va a tener bajo valor de peso en el destete. Hay un sinnúmero de características maternas que hay que preocuparse de seleccionar. Hay que tomar registros en el rebaño de crianza y discriminar cuáles son las vacas que producen los mejores terneros”.

Un proyecto como éste es tremendamente valioso, reflexiona Briones. Es una iniciativa pionera que logra reunir datos del comportamiento de los animales en el terreno, juntando productores comprometidos a registrar los pesos de sus terneros cuando nacen y cuando se destetan. Igualmente, una estación de prueba donde compiten los potenciales toritos para eliminar las influencias del predio y seleccionando reproductores que tienen un mayor valor.

FUENTE: eurocarne.com

Deja un comentario