¿Por qué el almendro se convierte en uno de los cultivos con mayor futuro?

¿Por qué el almendro se convierte en uno de los cultivos con mayor futuro?

La inversión es importante, aunque se llega a rentabilizar en unos 5 años. Expertos defienden su viabilidad, junto al pistacho, frente a otras explotaciones.

La inversión necesaria para sembrar una hectárea de almendro en regadío asciende a unos 5.000 euros y en el pistacho asciende a unos 4.500 (en secano 2.500), convirtiéndose en dos de los aprovechamientos que requieren una mayor aportación económica, aunque lejos de los 8.000 euros del ajo. Sin embargo, la alta rentabilidad que se está obteniendo sitúa a los dos cultivos entre los que tienen más futuro en la actualidad por los altos precios que se están pagando por sus producciones. Asaja Córdoba y la Fundación Caja Rural del Sur organizaron la semana pasada una jornada en la que se abordó el futuro del cultivo de frutos secos en la provincia. «Todos los años se plantan unas 20.000 hectáreas de almendro y la mitad son en Andalucía», asegura el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa. «Es un cultivo alternativo a la situación de crisis de los cultivos extensivos y es un mercado muy interesante», indica. El presidente de Almendras Morales, Francisco Morales, estima que en el almendro «hay futuro». «Me alegra el cambio de tendencia que se está produciendo, aunque esto se tendría que haber hecho hace 20 años. Mi empresa importa unos 6,5 millones de kilos de California, también de otros países como Australia», añade. La empresa es una de las grandes firmas españolas en el mercado de los frutos secos, con una facturación que se sitúa entre 170 y 180 millones de euros. En este sentido, el vicepresidente de Caja Rural del Sur, Ricardo López-Crespo, indica que desde esta entidad facilitan créditos a bajo interés para impulsar a estos nuevos cultivos para reactivar la economía en el mundo rural.

El delegado de Agricultura, Francisco Zurera, remarca que es «un sector en alza y Córdoba necesita diversificar sus producciones». En la actualidad, según la Delegación Provincial de Agricultura, el almendro se extiende sobre 1.050 hectáreas, mientras que el pistacho ocupa 330. Expertos consultados indican que al quinto año de sembrarse ya está rentabilizada la inversión de una hectárea de almendro en regadío. Solo este año, el precio se ha pagado a 8,5 euros por kilo en algunos momentos y la producción de una hectárea se puede situar entre 1.300 y 1.400 kilos.

En el caso del pistacho, el responsable de I+D de Eurosemillas, José María Fontán, considera que este leñoso puede tener una gran implantación en la provincia de Córdoba, sobre todo en zonas del Guadiato y Los Pedroches, pero también en las Sierras Subbéticas. «Aconsejaría el cultivo siempre que reunamos las condiciones climáticas adecuadas, haya riego (aunque también se puede cultivar en secano), porque es un sector que tiene un buen precio y la producción es baja en Europa», señala. Fontán explica que el cultivo está limitado por las exigencias climáticas que se requieren, ya que se necesitan temperaturas bajas en algunos periodos y Córdoba es adecuada en estas zonas. «La Unión Europea importa unas 140.000 toneladas solo para responder a su abastecimiento», precisa. Además, insiste en la estabilidad de los precios que se reciben. «A nivel estratégico, quien tiene almendra está diversificando a pistacho», añade. Incluso, considera que España podría estar a la cabeza a nivel mundial en pistacho por la disponibilidad de superficie agraria y el clima. Ahora mismo, Italia y Grecia son los principales productores en Europa.

Fuente

Deja un comentario