Cuándo y cómo trasplantar tus plantas

Cuándo y cómo trasplantar tus plantas

Con más tiempo en casa, te has dado cuenta de que muchas de las plantas de tu colección ya necesitan trasplantarse, pero, este es un ejercicio que te da cierto temor, pues no deseas lastimarlas ¡y mucho menos perderlas en el intento!

Sin embargo, si bien es cierto que no todas las plantas crecen a la misma velocidad, trasplantarlas es esencial para que continúen creciendo fuertes y saludables.

¿Cómo sé si debo trasplantar una mis plantas?

“Usualmente, una buena señal para saber si es momento de trasplantarla es que hay falta de crecimiento. La planta está saludable y no tiene señales de estrés, pero está estancada”, comenta Deborah Santiago, copropietaria de Clorofila, una tienda de plantas ubicada en Miramar que cuenta con una tienda virtual con el mismo nombre.

Añade que otra señal de que la planta necesita un trasplante es que se le salgan las raíces por los drenajes, detalla, al mencionar que a veces, no todas las plantas necesitan ser trasplantadas y que con un cambio de tierra es suficiente para que se fortalezcan.

“Cambiar la tierra es como un trasplante, pero la planta se puede quedar en el mismo tiesto”, explica Santiago, al mencionar que, en este caso, se cambia la tierra de la planta por tierra nueva que contiene más nutrientes.

Dependiendo de la planta, algunas necesitan trasplantarse o que se les cambie la tierra una vez cada uno o dos años, mientras que plantas como los cactus y las suculentas se mantienen bastante tiempo y, por lo general, deben trasplantarse cuando el promedio de altura de la planta versus el tiesto es muy diferente y crea inestabilidad porque la planta es muy grande para el tiesto, puntualiza Santiago.

¿Qué pasos debo seguir para trasplantar?

Antes de comenzar a trasplantar, se deben seguir unos pasos sencillos para asegurar que tu tarea sea exitosa, subraya Santiago. Los más importantes son preparar el espacio donde vas a hacer el trasplante y tener tus materiales a la mano.

¿Qué necesitas para el trasplante?

1. El medio para sembrar: esto es, la tierra nueva, o el “potting mix” para trasplantar la planta.

2. Una regadera con agua o pileta donde le vayas a echar agua.

3. El tiesto o envase donde va a poner la planta.

4. Guantes

5. Tijeras

6. Otras herramientas específicas para plantas de interior. Estas son pequeñas palas y rastrillos que son más pequeños y que se pueden usar para airear la tierra cuando se compacta mucho y todavía no le toca trasplante, cuidando de no lastimar la raíz; así como para separar la planta del tiesto.

“Este es buen momento para para cortar las hojas que están secas o maltratadas, ya que lo que buscamos con el trasplante es que la planta crezca más saludable, que coja fuerza, así que una vez tenemos el espacio preparado, se comienza a trabajar en el trasplante”, aconseja Santiago.

¿Qué tipo de tierra usar?

Se puede usar tierra preparada con fertilizantes o “potting mix”, el cual se utiliza para las plantas de interior y que es una mezcla que contiene musgo molido, perlitas fertilizantes de liberación lenta y otros materiales que ayudan a mantener la humedad.

¿Qué hay del drenaje?

“No importa la planta que sea, todas necesitan un buen drenaje”, enfatiza Santiago, quien agrega que por ello es esencial utilizar una buena mezcla, ya sea de tierra o de ‘potting mix’ que tenga buen drenaje y las perlitas. En Puerto Rico usualmente también mezclan el medio con foam, ya que esto ayuda al drenaje y a retener la humedad sin que pudra la planta.

Comenta que también hay personas que le añaden a la mezcla “orchid bark” que es corteza de madera picada que ayuda a que la tierra drene mejor, evitando que el agua se empoce o se acumule.

Para plantas como las suculentas y los cactus se usa una mezcla que contiene arena y otros tipos de materiales que facilitan el drenaje.

Hablando del drenaje, ¿se deben usar piedritas para mejorarlo?

“Se recomienda usar el tiesto con su drenaje, para evitar que la planta se pudra, pero si el tiesto te gusta mucho y no tiene drenaje, lo recomendable es dejar tu planta en el tiesto de plástico y ponerla dentro del otro como si fuera un tiesto decorativo, para que la puedas sacar, echarle agua y volverla a poner en el tiesto, sin que se empoce el agua”, recomienda Santiago.

“Si el tiesto no tiene drenaje y quieres trasplantar tu planta como quiera porque te encanta o no le cabe con el tiesto plástico, a veces se le puede poner piedras, pero, eventualmente, como quiera el agua va a acumular porque no tiene por donde salir”, advierte la joven empresaria, al indicar que, en ese caso, se le debe echar agua menos frecuentemente a la planta. Sin embargo, aunque es más complicado, es posible.

¿Qué tipo de tiestos se deben usar?

“El tiesto plástico retiene la humedad de manera diferente a como lo hace el tiesto de terracota, el cual suda y bota más agua. Por eso, plantas como las calateas y el oxalis (trébol morado) se acostumbran mucho al tiesto plástico y puede que requieran más o menos agua, dependiendo del tiesto en el que estén”, dice Santiago, quien señala que si el tiesto es de terracota es bueno para plantas que necesitan poco riego, como los cactus y las suculentas.

“Aunque la altura del tiesto no influye necesariamente, hay plantas cuyas raíces crecen hacia los lados y necesitan tiestos más anchos que profundosy hay plantas cuya raíz crece solamente hacia abajo y debes usar tiestos más profundos”, dice Santiago, quien agrega que los árboles como los ficus, o pan durata, necesitan tiestos profundos, mientras que plantas como la pilea o Chinese Money Plant, “aunque las puedes poner en cualquier tipo de tiesto, a veces les va mejor si las pones en un tiesto que no sea tan profundo”, detalla.

¿Cómo se saca la planta del tiesto?

“Esta es una de las preguntas más comunes porque a muchas personas les da miedo lastimar las plantas, pero las plantas son más fuertes de lo que pensamos y aunque hay que tener cuidado para que no se les partan las hojas, siempre recomiendo virar la planta hacia abajo, aunque se riegue un poco la tierra, y empujarla poco a poco”, explica Santiago.

Luego se pone en el tiesto y se mide la altura. “Lo que siempre aconsejo es que se le ponga la tierra abajo para que la planta se pegue, y que vayas midiendo cuánta tierra necesitas en el fondo. Debes dejar entre una y dos pulgadas del tope de tiesto y la tierra, para que el agua no se desborde ni se salga la tierra”.

Antes de poner la planta, se recomienda sacar la tierra vieja con cuidado. Esto aplica a las plantas que no necesitan el trasplante, pero que sí necesitan cambio de tierra para el mismo tiesto.

“Hay que peinar la raíz con las manos y sacarle aproximadamente un 80% de esa tierra vieja”, aconseja, mientras indica que si bien se puede mezclar la tierra vieja con la nueva, debes tomar en cuenta que va a tener menos nutrientes, pero que, “en este momento, cuando hay poco material para sembrar es buena idea mezclar un poco de esa tierra vieja con la nueva”.

Cuando pones la planta en el tiesto donde las vas a trasplantar echas el medio que quieras utilizar y procura tapar siempre las raíces. Una vez trasplantada, es importante echarle agua inmediatamente para que asiente.

“Si no se le echa agua, esto crea vanos o espacios de aire dentro de la tierra que lastiman la planta y que no permite que reciba el agua como la debe recibir”, advierte.

¿Se pueden reusar el tiesto y la tierra?

Para reusar cualquier tipo de tiesto, no importa el material, siempre hay que limpiarlo y esterilizarlos.

“Siempre recomiendo rociarle un poco de alcohol y dejarlo asentar un tiempo, por si la planta tenía algún tipo de enfermedad o plaga. Yo lo haría una o dos veces, se deja desinfectar y se enjuaga bien. Siempre hay que revisarlo porque las plagas se esconden dondequiera. Luego se puede reusar”, subraya Santiago, al mencionar que esta es una práctica amigable para el ambiente porque no genera basura.

En cuanto a la tierra, recuerda que se debe mezclar con tierra nueva para que tenga nutrientes suficientes, pero que solo se puede reutilizar “siempre y cuando la planta no tuviera ninguna enfermedad, hongo ni plagas”.

FUENTE

Deja un comentario