Conoce el “Mongee” y no botes la cáscara

¿Sabes cómo las uvas sin semillas son un regalo de Dios en la tierra? Bueno, ahora si tienes dinero puedes llevar tu consumo de fruta al siguiente nivel con la última innovación:

Científicos japoneses han desarrollado plátanos con una piel comestible. Esta nueva innovación se llama “mongee” (pronunciado MON-gay) y definitivamente es la mejor opción desde que se inventaron las rebanadas de mango seco.

¿Cómo funciona el desarrollo de esta innovación?. La compañía japonesa de investigación agrícola D & T Farm es la mente maestra detrás de esto. Según su sitio web, su creación comenzó como un experimento por el gerente de desarrollo técnico de la compañía, Setsuzo Tanaka. Tanaka decidió cultivar los plátanos en un ambiente de -59 grados Celsius, asegurando que esté lo más congelado posible. Los plátanos regulares generalmente se cultivan en temperaturas tropicales de alrededor de 27 grados Celsius, por lo que esta inversión interesante significa que obtendrá algunas variaciones de inesperados resultados. Traducido por agriculturers.com.

Después de la congelación, los plantines se descongelan y replantan. Básicamente se asegura que la fruta crezca dejando la piel con una textura suave que puedes masticar, como una lechuga.

Este método se llama “Freeze Thaw Awakening” (“Congelar Despertar Descongelar”). A Tanaka no se le ocurrió esta idea en medio de la noche, como señala Nikkei Asian Review, ya se hizo antes, hace miles de años. Se extrae e implementa el ADN de las frutas para ayudarlas a crecer en climas más fríos, ya que los ancestros aparentemente lo hicieron cuando la Tierra tenía una temperatura diferente durante la Edad de Hielo.

Según el Nikkei Asian Review, Tanaka invirtió un total de 500 millones de yenes (lo que equivale a $ 4,3 millones en dólares estadounidenses) de su propio dinero para financiar la investigación. Dijo que generalmente los plátanos tardan dos años en crecer lo suficiente como para ser recogidos, pero bajo las condiciones de invernadero están listos para comer en cuatro meses. Traducido por agriculturers.com.

Los mongees tienen un promedio de 24.8 gramos de azúcar en comparación con el promedio de 18.3 gramos para sus contrapartes tropicales, según el sitio web de noticias con sede en Tokio RocketNews24. Esto significa que son más dulces, más pegajosos y huelen más que un plátano común.

Una mirada rápida al sitio traducido en inglés de D & T Farm revela que la compañía también está plantando papaya azul resistente al frío y otros cultivos como varias plantas en macetas. Esta granja está llevando claramente la tecnología al próximo nivel. La mala noticia es que estos plátanos ya no son una hazaña común: los costos de producción son lo suficientemente altos como para que solo 10 puedan venderse cada semana a la vez. Solo se venden en la prefectura de Okayama, un área del oeste de Japón, por un precio individual de 648 yenes. Eso suma $ 5.75 al convertirlo a dólares estadounidenses.

Tal vez estés boquiabierto por cómo los precios pueden ser tan atroces cuando puedes entrar en una tienda de comestibles aquí en los Estados Unidos y conseguir algunos por menos de $ 3. Pero como Japón importa gran parte de sus bananos del extranjero (no es lo suficientemente tropical como para cultivarlos, excepto en granjas especializadas como D & T), pese a ser nativo de la región este nuevo plátano tampoco tendrá precios muy accesibles.

Para aquellos que son escépticos sobre el consumo de estos frutos, puedes ver los resultados después de comer. Se han descrito con cáscaras sorprendentemente delgadas sin una textura extraña, que poseen un “sabor tropical muy fuerte” y, en última instancia, “bastante fáciles de comer”

Traducido por agriculturers.com.

FUENTE

Comentario

  1. ¿y la cascara de las nueces que?

Deja un comentario