Vegetales en peligro de extinción

Desde hace algunos años, varios expertos han empezado a dar la voz de alarma: se acerca la sexta gran extinción animal en la Tierra. Y no se trata de una exageración, pues algunos datos ya confirman que en solo 40 años hasta el 58% de las especies animales del planeta han desaparecido. Entre las que aún quedan, por poco tiempo, se encuentran el tigre de Bengala o la gran ballena azul, cuyo número de individuos se está diezmando a un ritmo alarmante. Incluso es posible que en apenas un par de décadas sepamos que existió el elefante africano solo gracias a los libros de texto.

Sin embargo, muy pocos han hecho hincapié en la otra gran extinción paralela al mundo animal que se avecina, la de los alimentos. Existen muchos tipos de cultivos que, junto a la extinción animal, también perecerán, según señalan algunos expertos. Como ha publicado recientemente el periódico The Guardian, entre ellos destacan el café, el chocolate y las patatas, tres tipos de alimentos que podrían dejar de existir dentro de 40 o 50 años.

Según los datos actuales, en el año 2055, el 22% de las especies de patata se habrán extinguido y hasta el 70% de los campos de cacao situados en Ghana y Costa de Marfíl habrán desaparecido (en realidad, los cultivos de café de Tanzania ya han empezado a caer: desde el año 1960 han caído hasta un 50%).

Aún así, y teniendo en cuenta todos los datos de los que se dispone actualmente, estos tres alimentos tan solo son un granito de arena entre la gran extinción alimentaria que se avecina. Actualmente existen 940 especies de alimentos amenazadas.

La sobreexploración acabará con algunos alimentos

Aunque actualmente existe una biodiversidad alimentaria aceptable, preservando algunos alimentos con niveles asombrosamente elevados de nutrientes y fáciles de obtener, la sobreexplotación de algunas tierras agrícolas está empezando a ser un grave problema: alrededor del 33% de los cultivos del mundo no tienen los nutrientes necesarios, aunque los agricultores han ido ideando métodos alternativos para alimentarlos.

Según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, la producción agrícola se reducirá hasta un 2% por cada década. Al mismo tiempo, la demanda de alimentos aumentará un 14% hasta el 2050. Los números no cuadran.

Por suerte, algunos tipos de semillas son capaces de aguantar tanto el calor como la sequía o las inundaciones. El objetivo actual es investigar dichas semillas a fondo y poder crear cultivos de alto rendimiento que sean capaces de combatir el hambre en las regiones adecuadas del planeta.

Si bien es cierto que la sexta gran extinción animal debería -y debe- preocuparnos, también se debe tener en cuenta la extinción alimentaria que acabará afectando a los 7.000 millones de personas que ya habitan el planeta Tierra.

FUENTE

Comentario

  1. Norberto Goncalves F.

    Sin las abejas también desaparecería nuestra alimentación, ya que gracias a su polinización gran parte de la población puede sostenerse https://www.youtube.com/watch?v=OCxnSSBmjvs

Deja un comentario