Una nueva forma de capturar agua

Científicos estadounidenses crearon un método de recolección de agua en el desierto inspirados en la capacidad de plantas e insectos adaptados a vivir con acceso limitado al líquido, publica hoy la revista Philosophical Transactions of the Royal Society.

Los científicos, liderados por Bharat Bhushan de la Universidad de Ohio State, estudiaron a cactus, escarabajos y hierbas del desierto que recogen agua condensada de la niebla nocturna y la filtran a las raíces o reservorios, lo cual les proporciona suficiente hidratación para sobrevivir.

Primero investigaron las formas en que las diferentes superficies podrían acumular el vital líquido y cuáles serían más eficientes.

Luego construyeron superficies con protuberancias y púas en impresoras de tres dimensiones, y crearon ambientes cerrados con niebla mediante un humificador comercial para comprobar qué sistema recolectaba la mayor cantidad de agua.

En un comunicado Bhushan destacó que las formas cónicas recogen más agua, lo cual sucede debido a un fenómeno físico llamado gradiente de presión Laplace -el líquido se acumula en la punta del cono y fluye por la pendiente hasta el fondo.

En los experimentos descubrieron que las superficies ranuradas movían el agua más rápidamente, permitiendo la acumulación aproximadamente del doble de agua al comparar con las que no tenían ranuras.

Según Bhushan el equipo distinguió cómo, en una estructura que incluía múltiples conos, el agua se acumulaba más porque las gotas podían unirse entre los conos separados por uno o dos milímetros.

Y aunque el estudio se realizó en laboratorio, el experto prevé que la investigación se amplíe con estructuras en el desierto que podrían acumular agua de la niebla o la condensación.

El científico señaló que el líquido recogido mediante este método podría complementar el agua de los sistemas o pozos públicos, ya sea casa por casa o a nivel comunitario.

La idea de Bhushan tiene como precedente las grandes redes en el Desierto de Atacama en Chile, que capturan el agua de la niebla y la recogen en reservorios para el uso de los granjeros, principalmente.

Pero esas redes podrían no ser la forma más eficiente de aprovechar el agua del aire, cree Bhushan.

Al utilizar tecnologías de inspiración biológica, podemos ayudar a enfrentar el desafío de proporcionar agua limpia a personas de todo el mundo de la manera más eficiente posible, dijo.

FUENTE

Deja un comentario