Una fruta prometedora: El tomate de árbol

Una fruta prometedora: El tomate de árbol

Biólogos están colaborando en la caracterización de los recursos genéticos del tomate de árbol para aumentar su cultivo y comercialización en países andinos y mediterráneos.

los-beneficios-del-tomate-de-arbol-1

El tomate de árbol tiene un alto potencial para su cultivo en los andes, pero no está siendo bien utilizado en la actualidad. Para preservar y aumentar su cultivo, un investigador de la Escuela de Agronomía de la UPM en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad Técnica Particular de Loja (Ecuador), ha detallado la morfología y diversidad genética del tomate de árbol.

El tomate de árbol (Solanum betaceum or Cyphomandra betacea) puede alcanzar hasta 3 metros de altura y pertenece a la familia Solonaceae, que es la misma familia de la papa, el tomate y la berenjena. Sus frutos son carnosos, de forma oval o elíptica, y de color amarillo, naranja o violeta, con un sabor agradable, suavemente ácido, con una pulpa aromática, y rico en vitaminas y minerales.

Como un resultado de este trabajo y aparte de las publicaciones referentes a la diversidad genética y morfológica de esta fruta, los investigadores presentaron una detallada lista de más de 80 descriptores (caracteres morfológicos) para describir e identificar variedades y plantas, así como sus características de interés agrícola.

Los caracteres morfológicos de la fruta son de especial interés para la variabilidad y la herencia, lo que puede abrir posibilidades para obtener variedades que se ajusten a las necesidades del mercado. Los 78 fragmentos de ADN polimórficos encontrados, revelan la presencia de una amplia diversidad genética, lo cual da a los investigadores esperanzas para desarrollar nuevas variedades.

Referencia:

Pablo G. Acosta-Quezada, Santiago Vilanova, Juan B. Martínez-Laborde, Jaime Prohens. Genetic diversity and relationships in accessions from different cultivar groups and origins in the tree tomato (Solanum betaceum Cav.). Euphytica, 2012; 187 (1): 87 DOI: 10.1007/s10681-012-0736-7

Material traducido por Agriculturers.com

FUENTE: sciencedaily.com

Deja un comentario