Un nuevo plan agrícola en Israel

Un nuevo plan agrícola en Israel

Desde 1995, Israel ha estado ejecutando un programa de estudios agrícolas encabezado por los ministerios de Relaciones Exteriores y Agricultura. El programa, que forma parte de la actividad de desarrollo internacional del Estado de Israel, busca proporcionar capacitación avanzada en agricultura moderna a estudiantes de países en desarrollo. También tiene como objetivo compartir el espíritu emprendedor de Israel y los conocimientos prácticos israelíes con estudiantes extranjeros (particularmente de Asia, África y América Latina) que están estudiando agricultura a nivel universitario en sus países de origen.

Diseñado por el Consejo Regional de Arava en 1994, el programa piloto inicialmente invitó a unos 50 trabajadores extranjeros de Tailandia. Estudiaban en instituciones académicas israelíes un día a la semana mientras trabajaban otros días en el sector agrícola, que había luchado por encontrar una fuerza laboral estable. Con el tiempo, el programa piloto se estableció oficialmente y creció exponencialmente, con un promedio de 8,000 solicitantes al año. Actualmente participan más de 4.000 estudiantes extranjeros cada año.

El programa expone a los estudiantes de países en desarrollo a tecnologías y métodos de cultivo y gestión de granjas modernas para que puedan aplicar los conocimientos y habilidades para el desarrollo de la agricultura en sus propios países. Los alumnos también reciben formación en gestión empresarial y espíritu empresarial, lo que crea un cambio de percepción en la transición a una economía orientada al mercado.

El programa tiene como objetivo transformar a sus participantes en empresarios agrícolas, que puedan regresar a sus hogares con nuevas técnicas para hacer crecer sus esfuerzos agrícolas y económicos. Al final del programa, los participantes reciben un certificado y los ahorros que obtuvieron, que se utilizarán como capital inicial para establecer sus propias empresas agrícolas en sus propios países. Los graduados se convierten en parte de la columna vertebral de las actividades agrícolas de su país. Como resultado, existe una creciente demanda de participación en el programa.

FUENTE

Deja un comentario