Tus verduras más sabrosas y saludables con esta investigación

La antigua imagen de la agricultura está cambiando, gracias en gran parte a las AeroFarms, la fabrica de agricultura vertical interior más grande del mundo. En la granja urbana, los agricultores se parecen más a científicos, y sus cultivos no dependen del suelo o de la luz solar, sino de los controles de temperatura y humedad regulados con precisión dentro de sus instalaciones.

AeroFarms continúa refinando la forma en que cultiva y cosecha verduras de hoja verde, sus propietarios dicen que un nuevo proyecto de investigación de $ 2 millones puede cambiar la forma en que esas verduras se ven y saben.

AeroFarms Indoor Vertical Farming Wide Shot copy.jpg

AeroFarms anunció esta semana una donación de US$ 1 millón de la Fundación para la Investigación de Alimentos y Agricultura (FFAR), una organización sin fines de lucro creada por el USDA en 2014 para apoyar la investigación que podría impulsar la economía agrícola del país. La compañía está emparejando la concesión, y los ejecutivos de AeroFarms dicen que los $ 2 millones financiarán investigación continua en un nuevo acercamiento al fitomejoramiento. Traducido por AGRICULTURERS.com.

La investigación profundizará en cómo las plantas pueden ser cambiadas alterando diferentes aspectos de los ambientes en los que se cultivan, como la luz, la humedad y la temperatura. Se está trabajando para compilar “las mejores prácticas científicas para la agricultura”, a lo que los ejecutivos dijeron que podrían cambiar no sólo cómo se cultivan las plantas, sino también las verduras.

Aunque Oshima dijo que AeroFarms ya ha estado llevando a cabo parte de esta investigación, la subvención pagará por ella para expandir el proyecto y para que terceros prueben sus conclusiones, en lo que comparó con un proceso de revisión por pares, para probar la validez de su trabajo.

“Con más de la mitad del mundo viviendo en áreas urbanas, continuar ofreciendo alimentos nutritivos a la creciente población debe hacer imaginar nuestras ciudades como lugares donde se puedan producir alimentos abundantes y nutritivos localmente.

“Esperamos ver esta subvención y AeroFarms catalizar la innovación en la agricultura vertical y la producción de plantas en beneficio de los agricultores urbanos y las comunidades a las que sirven”.

Para llevar a cabo la investigación, los ingenieros de AeroFarms trabajarán con científicos de Rutgers y Cornell. Oshima dijo que el proyecto tomará alrededor de tres años, y medir su éxito a través de hitos trazados que espera alcanzar.

“Nuestro equipo de clase mundial que tiene experiencia en todos los aspectos de horticultura, biología, ingeniería, automatización, visión artificial, aprendizaje de máquinas, sistemas de construcción, seguridad alimentaria y nutrición está energizado y listo para contribuir a la visión de la FFAR a partir de hoy”.

Traducido por AGRICULTURERS.com

FUENTE

Comentario

  1. Me parece un gran reto que necesitamos participar.

Deja un comentario