Tras el Brexit, se desarrollarán los cultivos transgénicos en el Reino Unido

En su primer discurso como nuevo Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson ha realizado unas declaraciones que dejan claro que tras el Brexit, se desarrollarán los cultivos transgénicos en el Reino Unido, dejando a un lado el principio de precaución que impera en la UE.

En 2016 se hablaba en Reino Unido de una relajación de las regulaciones en materia de alimentos transgénicos, de facilitar el uso del herbicida glifosato, de incrementar la importación y exportación de materias primas modificadas genéticamente, etc. Claro, que eran suposiciones y no había nada seguro. Pero ahora ya no hay dudas, en su primer discurso como Primer Ministro, Boris Johnson anuncia que tras el Brexit, se desarrollarán los cultivos transgénicos en el Reino Unido.

A partir del minuto 9:25 del vídeo podemos ver que el nuevo Primer Ministro del Reino Unido comenta que tras el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea), se liberará el sector de la biociencia y el cambio en las reglas de la modificación genética y antigénica para desarrollar cultivos resistentes a la enfermedad del tizón que permitirán alimentar el mundo, pero esto parece sólo un primer paso. Este tema lo deja para casi el final del discurso que, por cierto, es muy populista hablando de todo tipo de mejoras que la población necesita (como hacen el resto de políticos del mundo), y ya veremos si realmente se hacen efectivas.

Tras un acuerdo con Estados Unidos que se materializará tras el Brexit, en el Reino Unido se podrán producir muchos cambios en materia de legislación y seguridad alimentaria, recordemos que el pasado mes de mayo, unas declaraciones del secretario de comercio del Reino Unido, hacían deducir que el país podría importar pollo lavado con cloro y carne de vacuno producida con hormonas de crecimiento. El secretario aseguraba que no existía discusión sobre la seguridad del pollo lavado con cloro, siendo más bien una cuestión de bienestar animal.

Como era de esperar, organizaciones como EuropaBio, responsable de promover la biotecnología alimentaria en la Unión Europea, estableciendo la dirección científica para hacer frente a algunos de los problemas a los que se enfrenta la humanidad, como la escasez de alimentos, la incidencia del cambio climático, el aumento de plagas y enfermedades que afectan a los cultivos, etc., ha elogiado las declaraciones de Boris Johnson, asegurando que se trata de un gran paso que beneficiará de forma significativa a la innovación en el sector agrícola.

Esta organización considera que si se materializa, será un cambio bienvenido, un gran paso si el Reino Unido puede llevar a cabo un proceso de aprobaciones que sea transparente y basado en la ciencia, ya que consideran que el sistema europeo no ha funcionado desde su creación. Recordemos que, desde hace años, algunos sectores científicos y políticos del Reino Unido han asegurado que la oposición a los transgénicos se basa en la política y no en la ciencia, en la UE se aplica el principio de precaución al considerar que la evidencia científica sobre la seguridad que ofrecen es insuficiente, no concluyente o incierta, algo en lo que no están en absoluto de acuerdo.

Se asegura que, lamentablemente, la política y la “ciencia ilegítima” han tenido un impacto significativo que ha debilitado la innovación agrícola en detrimento de los agricultores, los consumidores y el medio ambiente en la Unión Europea, pero, quizá, al fin el Reino Unido pueda beneficiarse de estas tecnologías que, según EuropaBio, son muy seguras y se han estado utilizando durante más de dos décadas en el mundo sin consecuencias. Esto es discutible, por citar un ejemplo, basta con recordar el tema de la resistencia de los insectos a los cultivos transgénicos.

Sin embargo, hay que decir que en el seno de la UE no están conformes con las actuales políticas en materia de alimentos modificados genéticamente, según leemos aquí, Vytenis Andriukaitis, Comisario Europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, ha respaldado los alimentos transgénicos y ha preguntado en más de una ocasión cuántas personas han muerto por el consumo de estos alimentos, asegurando que no existen estadísticas sobre este tema, pero reconoce que la oposición de la opinión pública de la UE sobre los transgénicos está bien arraigada y será difícil revertir la situación, lo que delata que se intentará, quizá no ahora, pero sí en un futuro.

Reino Unido quiere salir de la UE y cambiar las reglas del juego por las que se ha regido, da la impresión de que se van a producir cambios significativos en el sistema alimentario dando paso a todo aquello que hasta la fecha había sido vetado. Muchos piensan que no hay duda de que se producirá una relajación y degradación de las normas en materia de seguridad alimentaria a raíz de los acuerdos comerciales que se lleven a cabo con Estados Unidos y con el cambio de políticas que se planean para después del Brexit. Seguro que no tardaremos en conocer respuestas a este primer discurso del Primer Ministro del Reino Unido.

FUENTE

Deja un comentario