Siguiendo el proceso de la absorción de nitrógeno en vides

La absorción de nitrógeno es uno de los contribuyentes clave sobre el vigor y calidad de la fruta en vides. Mientras que una deficiencia de nitrógeno puede limitar el crecimiento de la vid, un exceso de nitrógeno podría generar problemas como abundante crecimiento de brotes y sombreado.

La absorción de nitrógeno ocurre principalmente en dos fases: entre el florecimiento y el envero, y durante el otoño. Saber cuándo ocurre la absorción de nitrógeno permite a los viticultores fertilizar cuando la planta más lo necesita. Ahora es posible medir a nivel de la planta, qué está ocurriendo durante la primera fase de la absorción de nitrógeno en las raíces.Traducido por Agriculturers.com. Sin embargo, la segunda fase de absorción aún no está bien comprendida y está siendo estudiada por muchos investigadores alrededor del mundo (por ejemplo por Celette et al., 2013).

Es importante desde la perspectiva de la viticultura y la producción de vino, y además desde una perspectiva financiera, el poder rastrear el perfil de absorción de nitrógeno en el tiempo.

La perspectiva del administrador de la viña

Los administradores de viñas quieren asegurarse de que las vides tengan una cantidad adecuada de actividad fotosintética. Mientras que la arquitectura de la canopia juega un papel directo en la captación de luz, regulando así la actividad fotosintética, las diferencias climáticas entre distintas estaciones afectarán directamente la concentración de nitrógeno en una arquitectura de canopia dada. traducido por Agriculturers.com. Por otro lado, la variación de la concentración de nitrógeno en una misma área de hoja expuesta a la luz, propiciará o disminuirá la actividad fotosintética.Traducido por Agriculturers.com. Las vendimias secas como la del 2014 en California, muy probablemente inducen una pobre captación de nitrógeno, mientras que las vendimias más húmedas provocan una mayor captación, como el 2016 en California.

A esta altura, es importante tener en cuenta que la actividad fotosintética de las plantas y el uso del agua, están relacionados. De esta forma, para un área determinada de hoja expuesta a la luz, las variaciones estacionales sobre el contenido de nitrógeno en las hojas, afectarán directamente la cantidad de agua que la vid requiere diariamente. En otras palabras, para un mismo tamaño de vid, el máximo de transpiración fluctuará de acuerdo al nivel de nitrógeno captado al inicio de la temporada.

Hay dos consecuencias prácticas para el administrador de la viña:

1. La cantidad de nitrógeno absorbido por la planta antes del envero influye sobre el consumo de agua durante la temporada

2. Para un mismo tamaño de planta (ya sea visto desde el suelo o desde el aire) la cantidad de agua requerida para satisfacer las necesidades de la vid variará de temporada en temporada, y por lo tanto, el riego tendrá que ser ajustado acordemente

La perspectiva del productor de vino

Desde la perspectiva de un productor de vino, ya sea que se esté produciendo rosé o vinos blancos, se querrá evitar el estrés por nitrógeno ya que disminuiría los aromas. Un estudio del 2005 realizado por Peyrot de Gachons demostró que las uvas de Sauvignon Blanc expresan mejor su potencial aromático con un suministro moderado de nitrógeno, y menos aroma con un déficit de nitrógeno. El impacto positivo del nitrógeno foliar en la expresión de aromas en Sauvignon Blanc también fue reportado por Lacroux et al. en el 2008.

Al contrario, si se está trabajando con variedades rojas, se buscará un déficit moderado de nitrógeno. Esto debido a que un déficit nulo de nitrógeno provoca una reducción en la acumulación de color y complejidad aromática. Traducido por Agriculturers.com. Hilb-ert et al., 2003 demostró que los niveles de nitrógeno tienen implicancia en la síntesis de antocianina en Merlot, un indicador clave de la calidad del vino. Más específicamente, un mayor suministro de nitrógeno induce una maduración más tardía y un menor contenido de antocianina en la piel de las uvas, lo que puede resultar indeseado para algunos viticultores.

Recientemente Helwi et al., 2015 demostró que la condición del nitrógeno en las vides no tiene un impacto directo en el aroma de pimiento verde en uvas y vinos. Estos nuevos hallazgos arrojan claridad sobre la confusión respecto de lo que se pensaba: el nitrógeno tiene un impacto directo en el aroma de pimiento verde. Gracias a este estudio, entendemos que es de hecho la modificación del microclima de la zona de los racimos inducida por un mayor vigor en vides con alto nivel nitrógeno, lo que lo causa.

La perspectiva financiera

Desde una perspectiva financiera, es importante considerar el impacto negativo del déficit de nitrógeno en los rendimientos. Un gran déficit de nitrógeno en una temporada reducirá el rendimiento en la temporada siguiente, de acuerdo a un estudio de Guilpart et al., 2014.Traducido por Agriculturers.com. Poder calibrar la captación de nitrógeno antes del envero, permite mantener la productividad de las viñas.

Más aún, monitorear el perfil de captación de nitrógeno en el tiempo durante la fase crítica anterior al envero, mejora la eficiencia de la fertilización. Para muchas viñas, esto se traduce en un ahorro significativo en costos por concepto de fertilizantes.

FUENTE