¿Sabes cuanta proporción de la tierra es apta para cultivo?

Dado que solo un 12% del suelo de la Tierra es apto para el cultivo, tanto la eficiencia del agua como la salud del suelo son importantes. El suelo más valioso del mundo alberga más de una cuarta parte de la biodiversidad del planeta.

“Sin embargo, a medida que los suelos continúan siendo tratados permanentemente con plaguicidas y fungicidas, cientos de ecosistemas y miles de millones de microbios están siendo destruidos”, afirmó Robert Walker (Gerente General Global de Alltech Crop Science). “Esto conlleva a desequilibrios que destruyen los cultivos, algunas veces no solo por una temporada sino para el futuro próximo”.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para los Alimentos y la Agricultura (FAO), entre un 20 y un 25% de los suelos del mundo han sido ya degradados por las prácticas agrícolas modernas. De hecho, cada año se degrada un área adicional de suelo del tamaño de Austria1. La creciente población mundial acompañada de una demanda cada vez mayor de producción de alimentos, ha traído un nuevo interés a la degradación de los suelos.

A menos que nuevos enfoques sean adoptados, la extensión global de tierra cultivable y productiva por persona en el 2050 será de apenas una cuarta parte del área que había disponible en 1960,” declaró Walker, citando el informe de la FAO.

El tiempo es esencial en la búsqueda de nuevas soluciones ya que se necesitan mil años para que se desarrollen 3 centímetros de capa vegetal.

¿Dónde podemos encontrar respuestas que puedan aplicarse hoy? Walker ve oportunidades en la agricultura orgánica, la agricultura de precisión y, bajo nuestros pies, en el suelo mismo.

¿Las respuestas? En el suelo

“Una adecuada nutrición del suelo debe ser nuestra primera línea de defensa”, afirmó Walker con relación a salvar el suelo y ayudar a los productores a incrementar su producción de sus cultivos. “Solo un 2% de los microbios en el suelo han sido identificados. ¿Qué pasaría si aprovecháramos el 98% restante?”

Los microbios pueden ayudar a respaldar la salud de las plantas de esta manera:

– Incrementar la disponibilidad de nutrientes.
– Aumentar el crecimiento de las raíces.
– Neutralizar los compuestos tóxicos en los suelos.
– Ayudar a suprimir enfermedades.

Incrementar la inmunidad de las plantas y reforzar su resistencia contra las condiciones ambientales extremas.

Podemos encontrar una historia de éxito en Costa Rica, donde se está implementando exitosamente la tecnología microbiana a fin de ayudar a los productores bananeros a combatir las enfermedades y reducir el uso de fungicidas sintéticos. Al incorporarse nuevas tecnologías microbianas con los métodos de gestión de suelos –como la labranza de conservación– los productores tienen una gran oportunidad, según las predicciones de Walker.

Si bien es cierto que los químicos sintéticos han ayudado a alimentar a una población creciente, los sistemas actuales se ven desafiados por la resistencia de la maleza y la productividad limitada.

“Es tiempo de desarrollar un nuevo sistema de agricultura basado en principios naturales para la salud de los cultivos y del suelo, y para favorecer la productividad,” instó Walker.

Un beneficio adicional de la integración de la tecnología microbiana con la labranza de conservación favorece al uso del agua: “Por cada incremento del 1% de materia orgánica, el suelo tiene la capacidad de retener 20 mil galones adicionales de agua por acre”, concluyó Walker. Es necesario que los productores de todo el mundo adopten esta y otras nuevas tecnologías y métodos para preservar la vitalidad de los suelos.

FUENTE

Comentario

  1. Pingback: ¿Sabes cuanta proporción de la tierra es apta para cultivo?

Deja un comentario