Qué hacer con el exceso de nutrientes: ¿ biofertilizantes ?

La Asociación de Investigación de la Industria Agroalimentaria (Ainia), el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) y la empresa Ecobiogas-Porgaporcs participan en un proyecto para desarrollar un sistema de economía circular para convertir el exceso de nutrientes de los purines de porcino y la biomasa de ‘lemna’ en biofertilizantes y piensos.

Los investigadores utilizan el cultivo de la ‘lemna’ o lenteja de agua, una pequeña planta acuática de forma redonda y de color verde que crece en aguas estancadas y tiene un alto valor en proteínas, así como la tecnología anaerobia, detalla el centro tecnológico Ainia en un comunicado.

Las lentejas de agua también tienen gran capacidad para absorber los nutrientes del agua en la que se desarrollan, así como de producir biomasa con un alto valor nutricional. Esto las convierte en una materia prima indicada para producir piensos y biofertilizantes.

Su biomasa constituye una fuente de proteína alternativa, ecológica y de bajo impacto ambiental, ya que se produce a partir de los estiércoles generados en la propia instalación ganadera. Por tanto, puede sustituir a las fuentes de proteína vegetal que se utilizan en la elaboración de piensos y fertilizantes tradicionales.

Al hilo de las directrices medioambientales y de aprovechamiento de recursos de Europa 2020, el proyecto ‘Life Lemna’ ofrece una solución a los problemas ambientales causados por el exceso de nutrientes derivados de los purines en el agua, suelos agrícolas y áreas de producción intensiva de ganado, al tiempo que reducirá la huella ambiental de la carne que produzcan.

Objetivos

El técnico en calidad y medio ambiente de Ainia, Alfredo Rodrigo, ha destacado que esta innovadora tecnología ayudará a los agricultores a gestionar mejor los excedentes de nutrientes y facilitar un manejo integrado de los estiércoles. También mejorará la eficiencia en el uso de los recursos y permitirá cerrar los ciclos de los minerales en las propias instalaciones ganaderas, basándose en el concepto de economía circular.

En el marco de este proyecto se establecerá la primera clasificación de variedades de ‘lemna’ de diferentes áreas climáticas de la península ibérica.

‘Life Lemna’ utilizará las últimas técnicas de biología molecular para caracterizar las diferentes variedades. Esta información permitirá realizar un estudio de la viabilidad técnica y económica de la tecnología en diferentes zonas climáticas, para que pueda ser utilizada posteriormente en otras instalaciones ganaderas.

Fondos europeos

Ainia coordina este proyecto como referente en soluciones de economía circular sostenible por los resultados obtenidos en proyectos como uno para reutilizar el agua de lavado en cítricos, otro de soluciones de ecodiseño higiénico, otro de gestión de lodos y purines de granja en depuradoras y el que logró el primer material bioplástico a partir del excedente de suero de leche de la elaboración de queso.

Participan en el desarrollo el Centro Nacional de Biotecnología, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas , especializado en la combinación de técnicas de biología molecular con las últimas tecnologías en el campo de la biología funcional y estructural.

A nivel empresarial se ha sumado Ecobiogas-Porgaporcs, especializada en plantas de biogás con las que obtener energía verde y mejorar la gestión de los residuos orgánicos. ‘Life Lemna’ está cofinanciado por el programa LIFE de la Comisión Europea.

FUENTE

Comentario

  1. CESAR PANDO

    MUY iNTERESANTE,,

Deja un comentario