Nuevo informativo: Berries nativos chilenos generan alto interés en la industria de alimentos

La demanda a nivel mundial de berries aumenta, debido a la preferencia por sabores diferentes y sus beneficios nutricionales. Las tendencias globales de mercado indican que la demanda por berries, como el arándano, frambueso y otros, incluyendo berries nativos, está aumentando significativamente a una tasa de crecimiento anual proyectada de casi el 6% para el 2023. Así lo dio a conocer un grupo de investigadores del Centro Regional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), en la región Metropolitana, quienes redactaron un informativo sobre el tema de los berries nativos chilenos y su gran potencial en la industria de alimentos, titulado “Michay: berry nativo de amplia distribución con metabolitos de interés para la industria de alimentos”.

El grupo de profesionales está liderado que escribió el documento está liderado por la doctora en fisiología y genética vegetal de INIA La Platina, María Teresa Pino, quien agregó que la preferencia por sabores diferentes y los beneficios nutricionales asociados a los berries son los factores más influyentes que explican su demanda en la industria de alimentos e ingredientes, farmacéutica, cosmética y suplementos nutricionales.

“A pesar de que la industria de alimentos y bebidas genera la mayor demanda de berries, también aumenta los requerimientos para la elaboración de productos dietéticos, barras, y suplementos altos en antioxidantes, ingredientes para colorear y saborizar, entre otros. Paralelamente, el consumidor muestra una marcada preferencia por productos listos para consumir que incluyan berries secos,congelados, o en polvo, del tipo RTD (por su sigla en inglés, Ready To Drink) y RTE (por su sigla en inglés, Ready To Eat)”, detalló la especialista, quien invitó a los interesados en este tema a descargar gratuitamente, desde la biblioteca de INIA, el informativo que detalla el estudio sobre Michay y su potencial aporte a la industria de los alimentos en Chile y el mundo.

FUENTE

Deja un comentario