Pappalardo, a partir de esto “comenzamos a trabajar junto con el Grupo de Salud Animal del INTA Bariloche, quienes poseen la tecnología para producir diferentes antígenos de Brucella ovis”.

Nanovehículo mejora la eficiencia de vacunas animales

Argentina. El INTA registró la patente internacional de la primera molécula sintética que permitirá dirigir el antígeno de una vacuna y optimizar su acción profiláctica. Se presentó en las Jornadas Internacionales de Nanotecnología.

nano

Conocida comúnmente como la ciencia de lo extremadamente pequeño, la nanotecnología presenta, en la Argentina, los primeros resultados de su aplicación en la industria farmacológica veterinaria. Se trata de una molécula de síntesis que permitirá formular nanovehículos para transportar un antígeno de interés y dirigirlo específicamente hacia determinadas células del sistema inmunológico, denominadas células dendríticas.

“Según el antígeno que se utilice, esta plataforma permitirá la formulación de múltiples vacunas”, explicó Juan Sebastián Pappalardo, especialista del INTA quien ideó y lideró el desarrollo obtenido junto con Vladimir Torchilin y Tatyana Levchenko de la Universidad de Northeastern, de los Estados Unidos. Este dispositivo se presentará en las primeras Jornadas Internacionales de Nanotecnología en Agroindustrias y Agroalimentos, que se realizan hasta el 6 de noviembre en el Parque Tecnológico Miguelete del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), en Buenos Aires.

“La creación de este nanovehículo no sólo mejoraría la eficacia de las vacunas y su aplicación podría resultar más económica, sino que también abrirá una oportunidad importante para la industria farmacológica veterinaria”, aseguró Jorge Carrillo, responsable del Centro de Investigación de Agroindustria del INTA.

Para Pappalardo, lo central de “este desarrollo es que puede aportar una solución a enfermedades que aún no la tienen, como la brucelosis ovina contra la cual no hay vacuna permitida en Argentina”. Esta afección genera grandes pérdidas económicas, debido a que más del 60% de los establecimientos productivos en la Patagonia tienen al menos un animal infectado.

Desde el 2011, el Laboratorio de Bionanotecnología del Instituto de Virología del INTA, a cargo de Ana Laura Zamit, trabaja en el uso de la nanotecnología aplicada al diseño, mejoramiento y desarrollo de vacunas y de dispositivos portátiles para el diagnóstico de enfermedades.

“El trabajo comenzó con el desarrollo de una molécula lipídica compleja que se inserta en el nanovehículo”, señaló Pappalardo quien además explicó: “Se utiliza un liposoma, al que se le asocia esta molécula direccionadora y lo que se obtiene es una nanopartícula de un tamaño de 200 a 250 nanómetros”.

“Esta posibilidad de dirigirla permite que se adhiera al receptor de la célula dendrítica del sistema inmunológico”, dijo el investigador del INTA para quien “esto es lo que la hace tan efectiva porque va a una célula determinada que dispara la respuesta inmune, y no a otra”.

Para verificar su funcionamiento, se realizaron pruebas in vitro las cuales permitieron comprobar el éxito de la molécula e iniciar el proceso de patentamiento.

De acuerdo con Pappalardo, a partir de esto “comenzamos a trabajar junto con el Grupo de Salud Animal del INTA Bariloche, dirigido por Carlos Robles, quienes poseen la tecnología para producir diferentes antígenos de Brucella ovis”. Posteriormente, la vacuna fue puesta a prueba –en ratones vivos– cuyos resultados fueron exitosos.

Según el investigador del INTA, ahora se inició la etapa de prueba en machos ovinos, quienes serían los destinatarios finales de este desarrollo. “Los ensayos actuales se están realizando en el Campo Experimental del INTA Bariloche”, dijo y agregó: “Este proyecto cuenta con financiamiento de la Fundación Argentina de Nanotecnología”.

“La importancia de este producto está en su seguridad y capacidad para actuar sobre el sistema inmunológico, en tanto potencia y mejora ciertas vacunas y medicamentos indispensables para tratar algunas enfermedades”, señaló Carrillo.

Pappalardo, a partir de esto “comenzamos a trabajar junto con el Grupo de Salud Animal del INTA Bariloche, quienes poseen la tecnología para producir diferentes antígenos de Brucella ovis”.
Pappalardo, a partir de esto “comenzamos a trabajar junto con el Grupo de Salud Animal del INTA Bariloche, quienes poseen la tecnología para producir diferentes antígenos de Brucella ovis”.

Nanotecnología aplicada

Con la nanotecnología se puede manipular materiales a nivel de sus átomos y moléculas, donde aparecen nuevas propiedades y fenómenos que permiten desarrollar productos innovadores, nuevas aplicaciones y optimizar procesos.

Carrillo remarcó la potencialidad de la nanotecnología como herramienta para fortalecer el sistema científico nacional y, en especial, el sector agroindustrial y de agroalimentos. “Si por innovación se entiende la resolución de problemas y esta se vincula con el desarrollo, la ecuación es sencilla: si se potencia la innovación, se potencia el desarrollo del país”, afirmó.

Por su parte, María de los Ángeles Cappa, subgerente del área de Desarrollo del Instituto de Tecnología Industrial (INTI), destacó el valor estratégico de la articulación entre las instituciones públicas para “potenciar el desarrollo de una herramienta transversal a múltiples disciplinas de la Ciencia como es la nanotecnología”.

En esa línea, el INTA junto con el INTI organizaron las Primeras Jornadas Internacionales de Nanotecnología en Agroindustrias y Agroalimentos, las cuales se realizan hasta el 6 de noviembre en el salón auditorio del INTI. “La nanotecnología es algo que se viene y que debemos capacitarnos para conocerla y comenzar a aplicarla en el agro”, indicó Carrillo.

Entre los temas que se abordarán, se destacan la presentación de la nanotecnología como disciplina, sus potencialidades y riesgos y su aplicación a áreas específicas como salud animal, protección vegetal, alimentos funcionales y materiales plásticos. Asimismo, se expondrán los aspectos regulatorios que rigen para la creación de nanotecnologías.

“La nanotecnología aplicada a la producción de alimentos, por ejemplo, constituye un área sensible y, por lo tanto, requiere un marco regulatorio sólido y de espacios de intercambio que permitan comunicar eficientemente y con la mayor claridad posible”, aclaró Cappa.

De las jornadas, participarán especialistas nacionales y extranjeros, empresarios y referentes de las universidades. Además, se lanzará la “Escuela de Nanotecnología especializada en Agroindustria y Agroalimentos”, la cual brindará capacitaciones sobre nanotecnología a profesionales y técnicos interesados en la temática.

FUENTE: intainforma.inta.gov.ar

Deja un comentario