Nanotecnología al servicio de las plantas en Chile

La investigación en nanotecnología puede extrapolarse en muchas áreas de desarrollo, entre ellas la nutracéutica, apostando por la creación de productos más sustentables y amigables con el medio ambiente. Es el caso de la Hierba de San Juan, planta conocida mundialmente por sus propiedades antidepresivas y antiinflamatorias, la cual está siendo abordada en un centro de investigación científica en Chile para preservar sus compuestos, sin sufrir alteraciones debido al oxígeno y la temperatura.

La hierba de San Juan es un arbusto siempreverde que puede alcanzar hasta un metro de alto. Sus flores son de color amarillo y se pueden apreciar a finales del verano. Sus principios activos (hipericina e hiperforina) poseen características antidepresivas y antivirales.

Esta planta también presenta propiedades antibacterianas y sus compuestos son recomendados para tratar estados depresivos, ansiedad, nerviosismo, dermatitis, lesiones cutáneas y quemaduras.

En la medicina popular, el uso de esta hierba como té o infusión se sugiere para fortalecer los nervios en casos de agotamiento y depresión, así como un poderoso paliativo en el síndrome premenstrual y la menopausia, por sus efectos anti-inflamatorios.

La hipericina e hiperforina, son sustancias que tienen múltiples beneficios a nivel cosmético, sin embargo el procesamiento de la hierba de San Juan a través de la deshidratación no permitía conservar al 100% sus propiedades, los factores mediambientales (oxígeno, calor) interferían en el proceso, por lo cual se producía la oxidación de sus componentes..

Es por ello que, gracias a un financiamiento CORFO, el Centro Tecnológico Leitat, pudo desarrollar un trabajo de investigación para la pyme Comercializadora Biorganic S.A, (organización cruelty free) que permitirá darle valor agregado a esta materia prima, aprovechando de manera sustentable todas las propiedades de esta planta.

La nanotecnología se aplica, en este caso, para microencapsular los compuestos activos de la Hierba de San Juan a través de una matriz polimérica, lo cual evita las interacciones que podría ocasionar el ambiente exterior en el producto, causando una mayor efectividad de los compuestos en el organismo. Esta tecnología permite proteger compuestos activos de degradación oxidativa, lo que asegura una mayor efectividad del producto al momento de consumirlo. Esto último es una gran diferencia respecto de la mayoría de los nutraceúticos y suplementos que se comercializan en el mundo y permite cumplir con los altos estándares de calidad que exigen los mercados europeos y asiáticos.

Pabla Barra es la científica líder del proyecto, y explica que la investigación tiene un gran potencial de aplicación en próximos estudios, de acuerdo a los buenos resultados obtenidos. La posibilidad de aplicar la microencapsulación de hipericina e hiperforina (presentes en la Hierba de San Juan) en el sector agroalimentario y acuícola, podría significar la creación de productos para reforzar el sistema inmunológico de diversas especies, debido al alto contenido de compuestos fenólicos que contiene esta planta.

FUENTE

Comentario

  1. Rafael Estrada

    Excelente noticia..

Deja un comentario