Más agricultura para luchar contra el hambre en África

Hoy en día casi todo el mundo presume de viticultura sostenible, pero el Grupo La Rioja Alta, SA decidió hace ya una década dar un paso más allá con la puesta en marcha de un ambicioso y permanente programa de cooperación internacional, que se traducirá este año en una aportación de 120.000 euros a cuatro proyectos de desarrollo agrario en Benin, Camerún, la República Democrática del Congo e India. «La empresa aprobó en el año 2007 dedicar el 0,7% de su beneficio a proyectos humanitarios; fuimos la primera bodega en hacerlo y, desde el 2016 decidimos aumentar el porcentaje al 1%, con un mínimo garantizado de 100.000 euros», explica Samuel Fernández, responsable de comunicación de la compañía.

La Rioja Alta, SA, con cuatro bodegas -la matriz del mismo nombre en Haro; Torre de Oña, en Páganos; Áster, en Burgos y Lagar de Fornelos, en Pontevedra- tiene claro que su propio negocio procede de la tierra, de los viñedos que cultiva, y que el concepto sostenible trasciende de las propias fronteras: «No hay mejor forma de luchar contra el hambre, contra la reducción de la pobreza, que la agricultura y, por eso, es condición imprescindible que los proyectos que vayan a obtener nuestra financiación tengan que ver con el sector agrario», apunta Fernández

FUENTE

Deja un comentario