Manejo afinado de la preparación de la solución nutritiva

Aun cuando las plantas requieren los mismos elementos minerales para alimentarse, cada una de ellas lo requiere en diferente proporción, y más aún, esta puede ser diferente en cada etapa fenológica de su ciclo. De acuerdo con la cantidad de sales o fertilizantes utilizados para preparar la solución nutritiva (SN), se dice que esta tendrá una concentración. La concentración de cada cultivo varía en función de la condición del cultivo, ya que cada especie tiene diferentes mecanismos de producción de materia seca, por ejemplo, si se compara un tomate que es capaz de producir entre 3-4 kg de materia seca por metro cuadrado en un año, con respecto a una planta de rosa, la cual produce 1.5 kg de materia seca por metro cuadrado en un año.

De manera similar, el consumo de fertilizante o de elementos minerales contenidos en los fertilizantes, usados para preparar la solución nutritiva, también será diferente en función de la etapa de crecimiento, o fecha después de siembre en la que se encuentre la planta; en general, se considera que en la etapa de crecimiento, es necesario que la solución nutritiva sea rica en nitrógeno (NH4, NO3, etc.).

Si el cultivo está en etapa de floración, se recomienda enriquecer la solución nutritiva con fosforo (P) pero si ha llegada a la etapa de fructificación, será la dosis de potasio (K) la que debe incrementar.

La concentración de la SN estará en función de la relación agua-fertilizantes, la cual también varía en función de las condiciones ambientales, una mayor cantidad de radiación provoca una mayor o menor transpiración ó consumo de agua por las plantas, sin embargo, la cantidad de minerales es la misma, luego entonces la relación agua/SN varia.

En el verano, el consumo de agua es mayor por las plantas, por lo tanto la relación potasio con el nitrógeno (K/N) será de 0.8 -1.0, en cambio en invierno, menores radiaciones menores consumo de agua por las plantas, luego entonces, la relación potasio y nitrógeno (K/N) será de 1.6 -2.4

Los elementos más móviles y solubles son Nitrógeno, Potasio y Magnesio, y en suelos ácidos también el calcio.

En cultivos en sustrato se recomienda que todos los iones sean esenciales, con el fin de reducir la salinización; así por ejemplo no se recomiendan el nitrato de sodio (NANO3) y el cloruro de potasio (KCl) y si son altamente recomendables el nitrato de potasio (KNO3), el nitrato de calcio (Ca (NO3)2), el sulfato de magnesio (Mg SO4), el fosfato de potasio hidratado (KH2PO4) fosfato de amonio hidratado (NH4H2PO4 ) y el sulfato de potasio (NH4H2PO4)

Preparación de la solución nutritiva (SN)

Se presenta un ejemplo de cómo distribuir los fertilizantes para preparar una solución nutritiva usando una formula específica, aunque la mayoría de las veces no es posible llevar a cabo el ajuste exactamente del suministro de fertilizantes con las necesidades del cultivo, ya sea por variaciones en la calidad del agua o simplemente para las características químicas de los fertilizantes.

Procedimiento sugerido para preparar la solución nutritiva

  • Llenado depósitos hasta ½ altura, dependiendo del tanque
  • Rectificación del pH del agua, esta actividad debe ser continua durante la preparación
  • Hacer la disolución previa de abonos por separado
  • Aportar los fertilizantes disueltos a los depósitos
  • Llenar los depósitos con agua y remover
  • Comprobación y ajuste del pH y CE

El manejo de la solución nutritiva

El proceso de fertirrigación inicia con el cálculo y preparación de la solución nutritiva. Una vez preparada se procede con el suministro mediante el sistema de riego. Una vez iniciado la inyección de la solución nutritiva es necesario llevar un monitoreo con el fin de mantener las condiciones óptimas de pH y CE en el entorno radicular para absorción equilibrada del agua y los minerales, para ellos es conveniente conocer los rangos de operación, por ejemplo

Limites recomendables de pH

Límites de pH de la solución: 5,5 a 6,5

pH recomendable de la solución: 5,8 a 6,2

Límites normales de CE:

-tomates: solución 1,7 a 2,2 dS/m; sustrato 2,5 a 3,0dS/m

-pepinos: solución 1,5 a 2,0 dS/m; sustrato 2 a 2,5 dS/m

En caso de ajustes, los cambios de CE deben ser graduales, no se recomienda corregir de un solo paso, cuando existen grandes diferencias

Manejo de la solución, de acuerdo a los parámetros

Conductividad eléctrica

►la CE es la variable más empleada para el control de la solución nutritiva

►se fija un valor de CE de control para la solución de riego y la de drenaje, y estas se están monitoreando a la entrada y salida

►el sistema de control puede regular el valor consigna de CE en función de las condiciones climáticas (por ejemplo, la intensidad de radiación solar)

Alteración del Ph, puede ocurrir un desbalance de iones, las dos consecuencias son:

-Alcalinización:          debida a la absorción de aniones (NO3-)

-Acidificación:            debida a la absorción de cationes (NH4+)

Manejo del pH

►se usa un valor fijo con doble sensor y alarmas para el caso de fallo

Monitoreo en la solución nutritiva recomendadas

Se recomienda tomar datos dos veces por semana con medidas de CE y pH en las soluciones de riego y drenaje, lo cual ha de permitir

-aumento leve del pH

-disminución del pH

-comparar CE del riego con drenaje

Ademas es, dependiendo el valor del cultivo, puede llevarse a cabo quincenal o mensualmente análisis químico de ambas soluciones, para un preciso ajuste.

Balance de nutrientes

Ajuste del suministro a las extracciones

N residual en el suelo del invernadero (60cm) después de un cultivo:

NO3………….758 kg/ha

NH4…………..227 kg/ha

N total……….1004 kg/ha

La aplicación excesiva de nitrógeno eleva el riesgo de contaminación debido al riego previo al cultivo siguiente (1500 m3/ha)

FUENTE

2 Comentarios

  1. Pingback: Manejo afinado de la preparación de la solución nutritiva

  2. Raymundo Antonio Cruz Diaz

    Podrán comentar sobre anticongelante s para uso en Aguacates? Gracias

Deja un comentario