Maduración del fruto y términos de uso común en postcosecha

El conjunto de procesos de desarrollo y cambios observados en la fruta se conoce como maduración. Como consecuencia de la maduración la fruta desarrolla una serie de características físico-químicas que permiten definir distintos estados de madurez de la misma. Todo esto es de suma importancia en postcosecha en relación a los siguientes aspectos:

• Desarrollo de índices de madurez o cosecha.
• Definición de técnicas y frecuencia de cosecha.
• Exigencias de calidad del mercado (caracteristicas externas/composición interna).
• Forma de consumo del producto (natural/procesado).
• Aplicación de técnicas adecuadas de manejo, conservación, transporte y comercialización.
• Vida potencial útil postcosecha.

En relación a los estados de madurez de la fruta, es conveniente conocer y distinguir de manera precisa el significado de los siguientes términos, de uso común en postcosecha:

Madurez fisiológica: Una fruta se encuentra fisiológicamente madura cuando ha logrado un estado de desarrollo en el cual ésta puede continuar madurando normalmente para consumo aún después de cosechada.

Esto es una característica de las frutas climatéricas como el plátano y otras que se cosechan verde-maduras y posteriormente maduran para consumo en postcosecha. Las frutas no-climatéricas, como los cítricos, no maduran para consumo después que se separan de la planta.

Madurez hortícola: Es el estado de desarrollo en que la fruta se encuentra apta para su consumo u otro fin comercial. La madurez hortícola puede coincidir o no con la madurez fisiológica.

Madurez de consumo u organoléptica. Estado de desarrollo en que la fruta reúne las características deseables para su consumo (color, sabor, aroma, textura, composición interna).

Cambios composicionales. Durante su desarrollo y maduración las frutas experimentan una serie de cambios internos de sus componentes, que son más evidentes durante la maduración de consumo, y que guardan una estrecha relación con la calidad y otras características de postcosecha del producto. A continuación se mencionan los principales cambios observados en las frutas maduras para consumo y su relación con la composición interna de las mismas.

 Desarrollo del color. Con la maduración por lo general disminuye el color verde de las frutas debido a una disminución de su contenido de clorofila y a un incremento en la síntesis de pigmentos de color amarillo, naranja y rojo (carotenoides y antocianinas) que le dan un aspecto más atractivo a ésta.

Desarrollo del sabor y aroma. El sabor cambia debido a la hidrólisis de los almidones que se transforman en azúcares, por la desaparición de los taninos y otros productos causantes del sabor astringente y por la disminución de la acidez debido a la degradación de los ácidos orgánicos. El aroma se desarrolla por la formación de una serie de compuestos volátiles que le imparten un olor característico a las diferentes frutas.

Cambios en firmeza. Por lo general, la textura de las frutas cambia debido a la hidrólisis de los almidones y de las pectinas, por la reducción de su contenido de fibra y por los procesos degradativos de las paredes celulares. Las frutas se tornan blandas y más susceptibles de ser dañadas durante el manejo postcosecha.

Alteraciones en los productos vegetales en la postrecolección

Las alteraciones son: Daño mecánico, transpiración, alteraciones fisiológicas, alteraciones por deficiencias minerales, alteraciones microbiológicas, puede ocurrir cuando el fruto está en la planta o una vez recolectado.                                                                                                                                                                                                      Se suele dar ya recolectado, así es mayor la alteración, lo que pasa es que va a madurar más rápido. Daños mecánicos son:Las magulladuras. Algunas se ven en el momento y otras al cabo del tiempo.

El causado por la compresión: por ejemplo el causado por las cajas.                                                                                                                                                                               La punción: por ejemplo una rama que se incruste o mismamente las uñas.                                                                                                                                                                 Por abrasión: el roce que se produce unas con otras. La explosión: se da en un fruto con mucha turgencia, que no soporta una presión muy elevada y su piel se rompe y explota.                                                                                                                                                                                                                                                                               Es importante la hora de la recolección: si cojo un producto a primera hora el tejido será más susceptible de que se estropee.

Referencias

Por agriculturers.com

3 Comentarios

  1. Pingback: Maduración del fruto y términos de uso común en postcosecha

  2. Buenisimo el articulo lo comparto!

  3. MOISES KESTENBERG

    HABRA ALGUNA RELACION ENTRE LOS GRADOS BRIX Y LA MADUREZ DE LOS FRUTOS
    PARA DETERMINAR LOS PUNTOS DE RECOLECCION ?

Deja un comentario