Los mejores fertilizantes para las plantas

Qué son los fertilizantes

Los fertilizantes, comúnmente conocidos como abono, son sustancias que contienen los nutrientes necesarios para el desarrollo y crecimiento de las plantas. Gracias al abono, tu cultivo aumentará la producción mientras evitas un déficit de nutrientes y mejoras la salubridad de las plantas.

El uso de fertilizante debe darse normalmente en primavera, época ideal para abonar las plantas porque es cuando más suelen crecer. No obstante, debes tener en cuenta que no puedes excederte en la cantidad de fertilizante, sea cual sea la planta, ya que el abono debe administrarse de manera puntual y siguiendo la instrucción de cada producto. En caso contrario, podrías perjudicar la salud de la planta o, incluso, quemarla.

Cuáles son los mejores fertilizantes para plantas – tipos

Para saber cuáles son los mejores fertilizantes para plantas conviene centrarse en el tipo de planta o cultivo con el que se trabaja. Así, para dar con el mejor para tu cultivo, debes conocer los tipos de abono que hay y sus diferencias principales. Existen numerosos y variados fertilizantes en el mercado que se adecuan a unas u otras plantas, dependiendo de sus características o de las circunstancias que envuelven al vegetal en un momento determinado. Y aunque cada producto cuenta con sus propiedades, los fertilizantes se engloban en dos grandes grupos: abonos orgánicos y abonos minerales.

Fertilizantes orgánicos

Son aquellos que cuentan con una procedencia natural, es decir, están elaborados a partir de productos orgánicos y, por ende, son los menos contaminantes y los más respetuosos con el medioambiente. Se caracterizan por enriquecer el suelo, aunque suelen ser bajos en nutrientes, por lo que se debe usar una mayor cantidad o usarlo como complemento de otros abonos más potentes, como los minerales.

Uno de los más usados es el compost orgánico, aunque también son comunes el estiércol, la turb, el humus o los extractos de algas, que cuentan con una gran cantidad de nutrientes y son perfectos para combatir plagas, problemas de aclimatación o sequía.

En este otro post puedes aprender más sobre el Abono orgánico: qué es, tipos, beneficios y cómo hacerlo.

Fertilizantes minerales

Los abonos minerales son productos más extensos que los orgánicos, puesto que sus componentes químicos apuestan por una fórmula específica para cada tipo de planta, adecuándose más a ella. En dichas fórmulas están presentes minerales como el potasio, el fósforo o el nitrógeno, que podrán variar en cantidad, así como otras sustancias inorgánicas que se mezclan dando como resultado una formulación específica para cada tipo de planta.

Este tipo de abono es perfecto para mantener la fertilidad del suelo y también para plantas que se ven sometidas a momentos de estrés. Son los abonos más versátiles, pues sus fórmulas específicas y sus diferentes formatos (líquido, granulado, soluble o en varitas) nos permiten adecuarnos mejor a nuestras plantas.

Para ampliar más esta información, puedes consultar este otro artículo de EcologíaVerde sobre Qué son los fertilizantes y sus tipos.

FUENTE

Comentario

  1. Maria del rosario serrano

    Interesante,que sean abonos orgánicos.ojala que tomemos conciencia todos.

Deja un comentario