Las vacas lecheras que se están beneficiando del 5G antes que tú

Están en una ‘granja del futuro’ que ha montado Cisco en Inglaterra para probar todos los avances tecnológicos.

Cómo gestionar y sacar el máximo partido a los 225 millones de sensores conectados que habrá en el mundo agrario y ganadero en los próximos años? Para encontrar la respuesta se ha levantado una ‘granja del futuro’, un banco de pruebas para estudiar las aplicaciones de tecnologías como el internet de las cosas… y también del tan ansiado 5G. Así, se ha puesto en marcha el proyecto 5G RuralFirst para aprovechar esta mejora de la conectividad en el mundo rural.

El South West Dairy Development Center es esta particular granja de Agri-EPI, donde Cisco Systems ha implementado una infraestructura en red para probar la conectividad inalámbrica y móvil. Por ejemplo, cada una de las 180 vacas lecheras de esta granja cuenta con un sensor en su collar que está conectado al sistema de ordeño robótico.

Forman parte del sistema inteligente que “mide los niveles de progesterona de la leche para mapear el ciclo de ovulación de cada vaca”. Además, puede detectar qué vaca es la que está entrando en la máquina de ordeño automático, registrar su estado de salud, su alimentación, sus condiciones de fertilidad… en definitiva, un conjunto de parámetros para poder saber cuánta leche se espera que dé.

“Esto es bueno desde el punto de vista del bienestar animal, pero también es importante desde el punto de vista económico: los agricultores necesitan obtener un buen rendimiento de su inversión para poder seguir produciendo”, explica en un blog del centro Duncan Forbes, responsable de esta particular granja.

“La conectividad sólida y consistente que puede proporcionar 5G asegurará que los agricultores y ganaderos puedan aprovechar al máximo esta información. Aunque la tecnología se está adoptando a un ritmo muy rápido, en la actualidad la mayor parte de ella se conecta por un medio u otro a un PC con una conexión a internet rural”, señalan desde el centro Agri-EPI. En este aspecto, al igual que en otros sectores, entra en juego la baja latencia y alta velocidad de 5G porque la transferencia de estos datos podría ser de “solo unos milisegundos”.

Así es la granja

Está ubicada en Inglaterra, en una de las regiones más importantes en la producción de lácteos de Gran Bretaña. Se trata de una plataforma para probar tecnologías nuevas y emergentes, como el internet de las cosas o la conectividad 5G.

Este centro, que cuenta con 180 vacas lecheras, está diseñado para “optimizar el confort” de las vacas y la facilidad de movimiento desde la zona de descanso hasta la del ordeño y la alimentación.

FUENTE

Deja un comentario