La utilidad de las fitohormonas en nuestra dieta

La utilidad de las fitohormonas en nuestra dieta

Las fitohormonas, también llamadas hormonas vegetales, son compuestos químicos empleados por las plantas para generar respuestas fisiológicas a sus procesos de crecimiento. Y los científicos están estudiando cómo afectan esas hormonas vegetales a la salud de las personas y qué beneficios puede aportar a nuestro organismo, en especial a los microbios intestinales.

Muchas personas no lo saben, pero del mismo modo que lo hacemos los animales, las plantas producen también hormonas que les permite desarrollarse o sobrevivir en la diversidad de ambientes a los que pueden adaptarse. Las hormonas de las plantas estarían involucradas tanto en su aspecto, como en su capacidad para alcanzar la luz solar o en el momento en el dan frutos.

Las funciones de estas hormonas pueden ser importantes, además de para las propias plantas, para los seres humanos. Son varios los centros de estudios que están trabajando en esta línea, como Centro Nacional de Investigación Científica de Francia o centros universitarios que están desarrollando investigaciones para usar las hormonas vegetales en la lucha contra el cáncer.

Algunos ejemplos en estudios

Se sabe que la flora intestinal afecta de muchas formas a nuestro cuerpo, tanto en lo que respecta a lo físico como a lo emocional, pero lo que no se termina de conocer certeramente es la forma en la que las hormonas de las plantas están afectando a nuestra flora intestinal. Aunque algunos estudios ya han comenzado a aportar resultados.

Por ejemplo, hay estudios que demuestran que una hormona conocida como ABA (ácido abscísico) que las plantas desarrollan como respuesta a las épocas de sequía, en los seres humanos cumple un papel antiinflamatorio y que además sirve para regular la captación de la glucosa. Algunas frutas y verduras que continen esta hormona vetegal ABA son los albaricoques, las manzanas, las zanahorias y las batatas.

En otras investigaciones, hay algunas hormonas vegetales, como el ácido indolacético, que están demostrando una actividad antitumoral por su poder para alterar el ciclo celular de las células cancerígenas.

Aún queda mucho por investigar y por conocer. Para Benoît Lacombe, investigador del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, hay “una nueva forma de evaluar la nutrición que las frutas, los granos o las verduras le dan a nuestro cuerpo teniendo en cuenta las hormonas que ingerimos al comerlas”.

FUENTE

Deja un comentario