La humedad reduce el estrés en los cultivos

La humedad reduce el estrés en los cultivos

Pese a que la tolvanera afectó algunos cultivos endebles que cayeron por la fuerza del viento, para los campesinos esto es pecata minuta, ya que clamaban por algo de lluvia, pues afirman que la humedad ayuda a reducir el estrés por el calor y que fortalece el crecimiento de la planta.

Una vez que se anuncian lluvias en la región, las cuales ya comenzaron a registrarse, indudablemente que habrán de favorecer a la agricultura, porque las humedades ayudan a terminar con el estrés de los cultivos que dejaron las altas temperaturas y por otro lado ayuden a acabar con las plagas amenazantes como la araña roja y el pulgón, así lo estima Jaime Acosta Luna, presidente del Módulo de Riego número 10 de Masitas en Gómez Palacio.

Subraya además, que aun cuando se estaban cumpliendo los tiempos del riego de manera oportuna tanto en algodón, sorgo como en maíz forrajero, el exceso de calor ya estaba causando estragos al no darse abasto con la humedad.

Es por ello que apareció la araña roja, amenaza grave en los cultivos de maíz que se come y chupa la planta, mientras que en sorgo empezó a proliferar el pulgón tradicional que acaba con el 60 por ciento del cultivo si no es atendida en el combate a través de productos químicos.

“Lo deseable es que los nublados permanezcan al menos una semana para ayudar en la última etapa vegetativa de los apegos y maíces antes de entrar a la cosecha y con esto se fortalezcan los follajes de las plantas”, explicó.

Buscan que las condiciones de humedad y lluvia permanezcan tanto en la parte baja de la cuenca, pero sobre todo en la parte alta donde están las presas regionales Lázaro Cárdenas y Francisco Zarco a efecto de que se recuperen sus embalses y con ello poder ir pensando en garantizar el ciclo agrícola venidero.

Para los productores es un gran alivio estas precipitaciones, sobre todo porque el clima ha sido extremoso “y aun cuando estamos dando los riegos como normalmente está establecido con sus tandeos, los cultivos principales de maíz, sorgo y algodón se veían muy estresados”.

Añadió que con las lluvias, los caminos de los ranchos como las parcelas, se riegan y dejan de levantar tanto polvo, lo que favorece a eliminar las plagas a un mes de comenzar las cosechas en los forrajes.

Reiteró Acosta Luna que lo deseable, es que estas lluvias que tanto esperaban desde mayo, se prolonguen por lo menos una semana y que de igual manera puedan caer precipitaciones en la parte alta de la cuenca del Nazas donde se ubican las presas y se registren aportaciones a sus vasos, pues de no llover lo suficiente se tendrían problemas graves para hablar de un ciclo agrícola en el 2021.

FUENTE

Deja un comentario