La economía mundial perderá 19.000 millones de euros a causa de la degradación de la tierra

La economía mundial perderá 23 mil millones de dolares (19 mil millones de euros) en 2050 a causa de la degradación de la tierra, según ha advertido la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD). Tomar medidas a corto plazo y detener estas tendencias costaría 5 mil millones de dolares (4 mil millones de euros).

Los resultados de la convención se han reunido en “Perfiles de país de neutralidad de la degradación de la tierra” (LDN, por sus siglas en inglés). Este estudio se ha llevado a cabo con 21 países y se ha estimado que las pérdidas promedio para estas regiones equivalen al 9% del PIB. Armenia, Botswana, Serbia, Benín o Bosnia y Herzegovina son algunos de los territorios analizados.

Estos datos aumentan en algunos de los países más afectados del planeta, como la República Centroafricana, donde las pérdidas totales se aproximan al 40%. Asia y África tienen los costes más altos, estimados en 84 mil millones y 65 mil millones de dólares por año, lo que corresponde a 72 mil millones y 65 mil millones de euros respectivamente.

“La tierra sana es el activo principal que respalda los medios de subsistencia en todo el mundo, desde los alimentos hasta los empleos y los ingresos. Hoy enfrentamos una crisis de proporciones invisibles: 1.500 millones de personas, principalmente en los países más empobrecidos del mundo, están atrapadas en tierras agrícolas degradantes. Esta realidad está alimentando la pobreza extrema.” Ha declarado el Director General del Mecanismo Mundial de la CNULD, Juan Carlos Mendoza.

Los Perfiles de País LDN tienen como objetivo ayudar a orientar las decisiones de política sobre la gestión del uso de la tierra. Estos perfiles están basados en el trabajo analítico realizado por el Centro de Investigación para el Desarrollo de la Universidad de Bonn, la iniciativa de Economía de la Degradación de Tierras y el Instituto Internacional de Investigación de Políticas Alimentarias.

Los 21 países analizados en este estudio también participan en el proceso de establecimiento de objetivos LDN, formulando objetivos y medidas asociadas para evitar, reducir y revertir la degradación de la tierra. Así, la República Centroafricana se ha comprometido a restaurar más de un millón de hectáreas de tierras degradadas, lo que equivale al 15% de su territorio.

A nivel mundial, 169 países se ven afectados por la degradación de la tierra y/o la sequía. De estos, 116 se han comprometido a lograr la neutralidad de la degradación de la tierra en el marco del Programa de establecimiento de objetivos de LDN de la CNULD.

En España, dos terceras partes del territorio

Mientras en España más de las dos terceras partes del territorio se encuentran en riesgo de desertificación por ser áreas áridas, semiáridas o subhúmedas secas, según han afirmado los ministerios para la Transición Ecológica y de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En España, la lucha contra la desertificación está integrada en las políticas nacionales de agricultura y medio ambiente. En particular, la política de desarrollo rural incorpora medidas para la protección del suelo, la agricultura sostenible y la gestión sostenible de los bosques.

Según Greenpeace España es el país de Europa con mayor riesgo de desertificación, puesto que el 75% de su territorio está bajo la amenaza de sufrirla, mientras que un 6% ya se ha degradado de forma irreversible, destacando la vertiente mediterránea y Canarias.

FUENTE

Deja un comentario