La demanda por alimentos “locales” está creciendo

mielTodos necesitamos alimentos, y podemos decirte algo que los consumidores estadounidenses quieren con cada vez más frecuencia: alimentos locales.

Los consumidores quieren saber desde donde provienen sus alimentos, cómo fueron elaborados y por quién. Quieren la transparencia que se requiere para conocer su fuente.

Están dispuestos incluso a pagar un poco más por la seguridad de que los alimentos que compran ayudan a crear empleos y a promover la economía local; ayudan también a salvaguardar el medioambiente, a proteger el agua subterránea, a preservar las tierras de cultivo, y a apoyar el trato adecuado de los animales.

Como resultado, hay una gran oportunidad de inversión y de negocio justo enfrente de nuestras narices.

Los inversionistas que ponen a disposición capital para el financiamiento de emprendimientos en el área de alimentos y la agricultura, se encuentran en una posición en la que no solo pueden recaudar retornos financieros, sino que también pueden crear valor para otros participantes de la industria, creando un impacto social positivo al apoyar el sostenimiento de comunidades saludables, al fortalecer economías locales, y al fortalecer la resiliencia ambiental.

Pero nadie está hablando sobre esta oportunidad, así que nosotros tenemos que hacerlo.

Algunos inversionistas han reconocido ya el potencial. Los fondos de inversión en el sector alimentario han proliferado, así como incubadoras y aceleradoras como Food-X, respaldada por la firma de inversión SOSV, y proyectos de crowdfunding.

mercado local

El 2016, los fondos de inversión de riesgo hicieron 66 acuerdos en alimentos y brebajes, más del 20 por ciento que el año 2015, de acuerdo al Dow Jones VentureSource. traducido por agriculturers.com. Mientras tanto, la lista de aceleradoras de negocios para la agricultura y alimentos, sigue creciendo, incluyendo iniciativas auspiciadas por universidades y corporaciones.

Lo cierto es que, el campo y las procesadoras de alimentos no son los lugares más buscados para poner dinero. El hecho es que producir alimentos aún sigue siendo un trabajo duro. El margen de error es muy angosto. Muchos negocios agrícolas tradicionales y predios familiares han sufrido golpes duros, y otros han desaparecido.

En el 2017, se espera que el ingreso neto por predio, a lo largo de todo el sector, decline por cuarto año consecutivo, de acuerdo al USDA. Aun así, al mismo tiempo, ha habido una ola de demanda de alimentos saludables cultivados localmente, y la ola va en crecimiento.

La venta de alimentos locales en los EEUU creció de $5 mil millones a $12 mil millones entre el 2008 y el 2014, de acuerdo a la firma de investigación de la industria alimentaria Packaged Facts. traducido por agriculturers.com. El mismo estudio predijo que las ventas locales de alimentos saltarían a $20 mil millones para el 2019, sobrepasando el crecimiento de las ventas de toda la industria de alimentos y brebajes del país.

escuela secundaria

Mientras tanto, el año escolar 2013-2014 fue testigo de pagos por casi $790 millones por concepto de alimentos locales comprados por escuelas primarias y secundarias, y para el 2015, casi 8.500 mercados agrícolas han aparecido en el país, un incremento de más del 380 por ciento en 20 años.

Los emprendedores e innovadores están volcándose a esto para suplir la demanda.

No es tan simple como debiera ser. En muchas regiones del país, la infraestructura que conecta a los agricultores familiares con la demanda creciente de productos locales –recolectores, procesadores, distribuidores, y comerciantes- no existen ya para servir a los mercados regionales.

El acceso a alimentos saludables ha disminuido tanto en comunidades rurales como urbanas. Los emprendedores alimentarios de hoy, tienen la pasión y el compromiso para llenar estas brechas. Lo que necesitan es financiamiento y asistencia estratégica para ayudarlos a acelerar su crecimiento, y escalar sus negocios, y lograr así un éxito sostenible.

Tómanos a nosotros dos, un caso de estudio en curso. Oran Hesterman lanzó Fair Food Network el 2009, para aumentar el acceso a alimentos saludables para familias que más lo necesitan, al tiempo que creaba oportunidades para los agricultores regionales y estimulaba las economías locales. traducido por agriculturers.com. El fondo de financiamiento de la organización, que provee financiamiento y mentoría para emprendedores del sector, ha comprometido más de $2 millones a empresas a lo largo del noreste de los EEUU desde el 2013.

El año pasado, invirtió en Five Acre Farm, una empresa fundada por Dan Horan el 2010 que entrega leche local, huevos y manzanas a más de 150 verdulerías y 75 restoranes y tiendas de café en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

El enfoque: encontrar agricultores sostenibles sobresalientes –dentro de un radio de 275 millas- pagarles de forma justa, y hacer sus productos accesibles a los ciudadanos comunes.

Durante los últimos cinco años, Five Acre Farms ha incrementado su red de agricultores asociados de 2 a 25. Five Acre Farms ahora es el proveedor oficial de leche de Kellogg’s NYC cereal café en Times Square, y sus productos se encuentran en más de 50 vuelos de Delta Air Lines.

Cada producto puede ser rastreado fácilmente hasta la tierra y la gente que la produce. Desde el 2014, Five Acre Farms ha pagado a los agricultores un precio Premium de más de $700.000 por sobre el precio de mercado. Y en el proceso, su negocio ha ayudado a fortalecer las economías locales mientras preserva las tierras agrícolas, protege al medioambiente, y se asegura de que los animales sean tratados humanamente.

lechugas

Son precisamente este tipo de retornos diversificados, los que merecen la atención de los inversionistas.

Invertir en alimentos tiene muchos puntos de apalancamiento: prácticas agrícolas sostenibles y mayores ingresos para los agricultores; mayor acceso a alimentos saludables; desarrollo económico y creación de empleos a lo largo de toda la cadena de valor; y revitalización de las comunidades rurales y urbanas que antiguamente se hallaban luchando por sobrevivir.

Fair Food Network ha visto estos mismos beneficios al ser socio del Michigan Good Food Fund (fondo del buen alimento de Michigan), una sociedad público-privada de $30 millones que provee financiamiento y asistencia de negocios a emprendedores alimentarios que están beneficiando a comunidades en Michigan que se encuentran poco abastecidas.

El capital fue invertido recientemente en Ken’s Fruit Markets, una cadena de verdulerías familiar en Grand Rapids que se centra en alimentos accesibles y saludables, que incluyen a muchos productos cultivados y producidos en Michigan. traducido por agriculturers.com. Es un beneficio no solo para los consumidores del área, sino que también para productores de las comunidades rurales circundantes.

Los alimentos buenos tienen el poder de cambiarlo todo, hacer inversiones astutas en ellos no sólo permite recaudar ganancias personales, sino que también conduce a ingresos confiables para agricultores familiares, al mismo tiempo que se ayuda a construir economías locales más fuertes y más estables, además de un medioambiente más saludable.

Warren Buffett hizo la famosa advertencia, “nunca inviertas en un negocio que no puedas entender”.

Todos entendemos a los alimentos. Y ahora, los inversionistas entienden cada vez más el poder del emprendimiento en alimentos locales para lograr retornos más significativos.

Oran B. Hesterman, PhD, es presidente y CEO de la Fair Food Network en Ann Arbor, Michigan. Daniel Horan es fundador y CEO de Five Acre Farms en Brooklyn, Nueva York.

FUENTE

Comentario

  1. Pingback: La demanda por alimentos “locales” está creciendo

Deja un comentario