Inicia un control biológico eficaz de ácaros e insectos

El control biológico de insectos, ácaros y enfermedades tiene potencial para expandir en gran medida el número de opciones efectivas que tenemos para el manejo de plagas. Hoy en día, los productores tienen nuevas herramientas para el manejo de insectos, ácaros y enfermedades que se han vuelto casi imposibles de controlar por medio del uso de plaguicidas convencionales. El Trips Occidental de las Flores (WFT) ha mostrado distintos niveles de resistencia a nuestros plaguicidas más convencionales. Las enfermedades transmitidas por el suelo tales como el fusarium y el verticillium no pueden ser manejadas con fungicidas convencionales y deben ser tratadas con fumigantes para prevenir las infecciones. Los controles biológicos como la liberación de insectos y ácaros junto con los bioplaguicidas hechos de hongos y bacterias especializados proporcionan un nuevo arsenal de armas que pueden utilizar los productores.

Un plan que evite mayor daño

La adopción de métodos con base biológica requiere que los productores cambien sus estrategias de manejo de plagas hacia un enfoque muy proactivo, ya que el control se presenta a una velocidad muy diferente a la de los insecticidas convencionales como los piretroides y su sistema de exterminación rápida. La introducción de un parásito o de un depredador a un cultivo cuando la población de insectos ha alcanzado niveles que ocasionan daños severos puede producir pérdidas sustanciales en el cultivo, antes de poder controlar a la plaga. Por otro lado, las plagas de insectos como la del Trips Occidental de las Flores que es resistente a muchos plaguicidas convencionales, requiere la adopción de un programa basado en el control biológico. Con frecuencia, la pregunta más importante no es si debemos adoptar un sistema de control biológico, sino más bien cómo se debe empezar.

Insectos Depredadores para el manejo del trips Occidental de las Flores

Neoseiulus cucumeris o Amblyseius cucumeris. Este ácaro depredador se ha vuelto la base de muchos programas de manejo del Trips Occidental de las Flores en numerosos invernaderos. Debido a que los productores saben que esta plaga será un problema todos los años, solicitan entregas periódicas cada semana o cada dos semanas para evitar que crezcan las poblaciones de este Trips. Cuando no hay Trips Occidental de las Flores, cucumeris se alimenta de arañitas o de polen.

Orius insidiosus, la Chinche Pirata Diminuta, Orius sp. Orius se ha convertido en uno de los principales componentes de nuestro programa de manejo de insectos y ácaros. La única desventaja de Orius es que no ataca a los depredadores de clima cálido, por lo que es preciso utilizar otro tipo de controles en los túneles altos durante la época de crecimiento. Consume polen en ausencia de las presas de insectos, por lo que es importante mantener “Plantas Banco” (“Banker Plants”) cuando se utiliza Orius.

Stratiolaelaps scimitus, antes conocido como Hypoaspis miles. Este ácaro depredador carroñero vive en el nivel superior del suelo y consume tanto las crisálidas del trips Occidental de las Flores, como las larvas de la mosca del mantillo. Se establecen y se reproducen con rapidez y en realidad son el único método de manejo de las crisálidas del Trips Occidental de las Flores.

Opciones de bioplaguicidas que pueden utilizer como control biológico para los trips (por ingrediente activo)

  • Chromobacterium substsugge cepa PRAA4-1 y medio de fermentación agotado
    • Metarhizium anisopliae cepa F52
    • Burkholderia spp., cepa 396 (células con tratamiento térmico
    y medio de fermentación agotado)

Otros bioplaguicidas incluyen:

• B. bassiani
• B. thuringiensis subsp. Israelensis (es especifico para
la mosca del mantillo)
• Isaria fumosorosea Apopka cepa 97
• B. thuringiensis subsp. Kurstaki sirve para el manejo de los primeros estadíos de plagas de lepidópteros

Las plagas como el Trips Occidental de las Flores y la mayoría de las enfermedades transmitidas por el suelo pueden ser controladas de mejor manera con medios de control biológico, por lo que es preciso saber que método o qué material utilizar y cuándo utilizarlo. Ese conocimiento se está transformando en una de las habilidades requeridas por los productores. Asimismo, la mayoría de los nuevos controles de plagas que están siendo aprobados por la EPA son medios de control biológico, por lo que dejar atrás los plaguicidas convencionales ya está transformándose en una realidad. Nuestro reto como productores, consultores e investigadores es aprender cómo adoptar estos materiales para cosechar cultivos de la más alta calidad.

FUENTE

2 Comentarios

  1. Antonio José Prieto Mendoza.

    Muy bueno el artículo.Pregunta? Con que controlan biologicamente el minador de la hoja del crisantemo?

  2. Daniel Falero Santos

    Por dar un ejemplo yo e controlado el pulgón verde de los rosales con un producto biológico que en su ficha no pone nada que lo relacione a quien le interese en España dentro de Toledo 627511936

Deja un comentario