Impacto del cambio climático sobre disponibilidad de tierras de cultivo agrícola

Impacto del cambio climático sobre disponibilidad de tierras de cultivo agrícola

La mayor parte de las tierras agrícolas accesibles de la Tierra están ya siendo cultivadas. Los factores ecológicos como el clima, la calidad del suelo, el abastecimiento de agua y la topografía determinan el que una tierra sea apropiada o no para la agricultura.

El calentamiento global hará que zonas de la Tierra que hoy son aptas para la agricultura pierdan calidad, en algunos casos dejando de resultar aprovechables, mientras que otras que hoy son poco o nada aptas pasarán a ser cultivables. Unos países perderán capacidad agrícola y otros la ganarán.

Entre las zonas que verán expandida su extensión de tierra cultivable destacan las situadas en las latitudes altas del Norte. Entre las que verán mermada su extensión de tierra cultivable destacan las regiones tropicales.

En un nuevo estudio, el equipo de Florian Zabel, de la Universidad Ludwig-Maximilian en Múnich, Alemania, se ha concentrado en los impactos más probables del cambio climático sobre la disponibilidad de tierras adecuadas para los 16 principales cultivos para alimentación o energía en todo el mundo, incluyendo aquellos de primera necesidad como arroz, maíz, soja (soya) y trigo.

Estos científicos simularon el impacto del cambio climático en la producción agrícola a lo largo del siglo XXI y los resultados indican que dicho cambio climático muy probablemente aumentará la disponibilidad de tierras cultivables en países como Rusia, Canadá y China, en el transcurso de los próximos 100 años.

Por otro lado, en ausencia de medidas de adaptación, como una irrigación incrementada, la simulación proyecta una pérdida notable de tierra agrícola adecuada en las regiones mediterráneas y en zonas del África subsahariana.

La situación no es tan simple como que la tierra de cultivo que se pierda en un sitio se gane en otro. Buena parte de las nuevas tierras cultivables serán solo moderadamente aceptables para su uso agrícola, así que la proporción de tierra muy fértil usada para la producción de cosechas disminuirá. Habrá más tierra cultivable, pero de calidad mediocre. Además, en las regiones tropicales de Brasil, Asia y África Central, el cambio climático reducirá de forma notable la oportunidad de obtener múltiples cosechas por año.

“En el contexto de las actuales proyecciones, que predicen que la demanda de alimentos se duplicará hacia el año 2050 como resultado del incremento de la población, nuestros resultados son bastante alarmantes”, advierte Zabel.

FUENTE: noticiasdelaciencia.com

Comentario

  1. El cambio climático no es el principal ni único responsable de la pérdida de suelos con aptitud agrícola, mas bien el cambio climático es consecuencia de la mala administración y uso del suelo, sumado a prácticas agrícolas poco sustentables que atentan contra la fertilidad y biodiversidad del medio en que se llevan a cabo.
    saludos

Deja un comentario