Identifica tus herramientas agrícolas

Es común que cuando pensamos en herramientas agrícolas lo primero que nos viene a la mente son potentes tractores o gigantes cosechadoras.

Y sí, la realidad es que las labores del campo cada vez están más estrechamente relacionadas con la maquinaria pesada y los nuevos métodos de producción.

Los útiles manuales con los que nuestros antepasados labraban la tierra, deshierbaban, fertilizaban, cosechaban o sembraban los cultivos típicos de la península parecen en vía de extinción.

Punto a favor de las herramientas tradicionales

Sin embargo, elementos como la pala, escardilla, machete o rastrillo no sólo luchan por mantenerse en el inventario de la agricultura moderna sino que, además, varios de ellos están resurgiendo gracias a su capacidad para ayudar en las labores agrícolas sin producir residuos o efectos ambientales que sí producen las máquinas, como las emisiones de gases de sus motores impulsados con combustibles fósiles.

Por eso, más allá de las preferencias, a continuación os presentamos una lista de las herramientas tradicionales y modernas más utilizadas en la agricultura.

¿Cuál elegir? Aunque generalmente unas sustituyen a las otras, la decisión se debe tomar teniendo en cuenta la inversión que supone las herramientas modernas (maquinaria) sobre las tradicionales, además de la productividad que ofrezca y el impacto que cause al medio ambiente. Lo que hay es opciones para elegir.

¿Cuáles son las herramientas tradicionales?

A continuación detallamos cuales serían las herramientas tradicionales más conocidas.

Pala

Este elemento, de resistente y filosa lámina de metal, es el aliado tradicional de los agricultores para labrar o remover la tierra. Es muy versátil y nos puede sacar de un apuro en cualquier momento, sin necesidad de utilizar las máquinas pesadas que lo han sustituido como las excavadoras.

Pico

Más puntudo y filoso que la pala, esta herramienta es fantástica para cavar en terrenos duros, remover piedras, hacer zanjas o preparar los huecos en la tierra para el sembrado.

Escardilla

Tiene un extremo en forma de pala y su filo es cortante, ideal para remover la tierra. Esta herramienta antigua ha evolucionado a materiales como el acero inoxidable para evitar la corrosión y diseños más eficientes para lograr una óptima preparación del terreno.

Machete

Es difícil que este utensilio compuesto por un mango y una hoja de acero larga y afilada quede en el olvido. Su practicidad para llevarlo a todo lado lo hace casi irremplazable y una herramienta de bolsillo para el agricultor a la hora de segar la hierba, cortar o podar las plantas o abrirse camino entre la maleza.

Rastrillo

Aunque existen varios tipos de rastrillos, la función principal de esta barra dentada es aflojar y nivelar el terreno. Utilizado también para recoger hojas, césped o heno, el rastrillo tradicional ha evolucionado y de ser manual o halado por bestias ha pasado a fijarse a los tractores.

¿Cuáles son las herramientas modernas?

A continuación detallamos cuales serían las herramientas modernas más conocidas.

Tractor

Es la máquina más utilizada y versátil dentro de la agricultura. Su potencia y tamaño le permite trabajar en terrenos agrestes, arrastrando o remolcando los aperos agrícolas.

Cosechadora

Con esta máquina se ha logrado disminuir el uso de la mano de obra y los costos de producción debido a su capacidad de trabajo y precisión para recoger la cosecha. Las cosechadoras son una garantía de eficiencia para el agricultor, pues realizan el segado, trillado, la separación y limpieza del grano simultáneamente.

Arado

Es un equipo diseñado para hacer surcos y nivelar el terreno gracias a las cuchillas que posee. Existen varios modelos según la necesidad: de vertedera, de discos, superficial o de subsuelo.

Asperjadora

Es un elemento que ha evolucionado del manual al instalado en un tractor o automotor. Se utiliza para fumigar y se compone de un tanque del líquido, bomba de presión y la boquilla, principalmente.

Abonadora

Como su nombre lo indica, este equipo agrícola sirve para adicionar el abono o fertilizante al terreno. Sus partes principales son la tolva o depósito donde se carga el abono, el tubo de caída y el distribuidor.

FUENTE

Deja un comentario