Huertos caseros: ¿ una opción frente a huracanes ?

En Puerto Rico, hubo hambre después del huracán María. La vulnerabilidad de importar hasta el 90% de la canasta de alimentos quedó al descubierto. Llevar suministros a lugares recónditos fue casi una misión imposible.

Para el agrónomo Luis Reinaldo Santiago Santos, la experiencia vivida hace ocho meses debe servir de lección. A su juicio, la “mejor manera” de evitarla en la nueva temporada de huracanes –que inicia el 1 de junio– es mediante la creación de huertos caseros.

“Tenemos que levantarnos como pueblo, no podemos depender de afuera para comer. Es necesario que aprendamos a producir nuestra propia comida”, dijo el también agente agrícola del Servicio de Extensión Agrícola de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Santiago Santos es el encargado del huerto urbano demostrativo que el Servicio de Extensión Agrícola mantiene en el Jardín Botánico de Río Piedras. Allí, a pocos días del huracán, “comenzamos a levantar el país con el banco de semillas que tenemos. Al cabo de mes y medio, ya teníamos el huerto arriba, demostrando qué es lo que hay que hacer cuando ocurren eventos como este”.

Según el agrónomo, las semillas son las que garantizan la sustentabilidad alimentaria, o sea, la capacidad de tener alimento a mediano y largo plazo sin deteriorar los recursos naturales.

Varios pasos

Como primer paso para crear un huerto, Santiago Santos recomendó adquirir semillas en estaciones experimentales, casas agrícolas o con agricultores. Pueden almacenarse en envases de cristal o plásticos, así como en bolsas de cierre, que deben identificarse con el tipo de cultivo, variedad y fecha de adquisición.

“Las semillas pueden guardarse en la parte baja de la nevera y, en buenas condiciones, pueden durar entre uno y seis años. Si no se usan al cabo de ese tiempo, deben sustituirse por semillas nuevas. De los mismos cultivos se sacan esas otras semillas”, explicó.

Santiago Santos dijo que, antes de sembrar, hay que considerar el espacio disponible y la cantidad de personas que consumirán del huerto.

Una vez establecido eso, las opciones incluyen cultivo directo en la tierra, bancos levantados, neumáticos desechados, tiestos, cajas cementeras o jardineras y huertos verticales. Estos últimos suelen hacerse con tubos de PVC y son ideales para apartamentos, terrazas y balcones (espacios limitados).

“Es importante llevar al huerto vegetales, frutas, raíces y tubérculos y plantas aromáticas y medicinales. Son esas las cuatro cosas básicas que todo huerto debe tener”, sostuvo.

En cuanto a especies, Santiago Santos indicó que los vegetales “que no pueden faltar” son tomate, lechuga, repollo, pepinillo y pimiento. Acerola, piña, mandarina, limón y papaya son las frutas predilectas; y lomismo con batata, ñame, yautía y malanga con las raíces y tubérculos. Las plantas aromáticas y medicinales deben ser recao, cilantrillo, romero, albahaca y orégano.

“Si queremos un huerto más avanzado, podemos incluir arroz y granos, como gandules y habichuelas. Pero los otros alimentos garantizan comida y permiten olvidarse de los supermercados por buen tiempo. Lo que se produce aquí es mejor que lo de afuera, que no es fresco, tiene aditivos y pesticidas y las semillas pueden ser de origen transgénico”, puntualizó.

Falta educación

Santiago Santos resaltó que “la educación es clave” para que un huerto casero sea exitoso.

Entre los errores más comunes en los huertos están comprar semillas viejas o enterrarlas demasiado, pobre control de plagas y enfermedades, poco abonamiento, suelo inapropiado y uso excesivo o falta de agua.

El Servicio de Extensión Agrícola ofrece cursos para la creación de huertos familiares o caseros, escolares y comunitarios. Además, de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 4:30 p.m., recibe visitantes en el huerto urbano demostrativo.

“Cada día hay más interés en la creación de huertos caseros, con énfasis en los huertos urbanos. En el campo hay terrenos y es fácil la producción, pero el reto es llevar alimento a la ciudad, que es donde está concentrada la población”, sostuvo Santiago Santos.

“Reconocemos que el huerto no es un ‘hobby’ (pasatiempo), es una necesidad. Después de María, tenemos que aprender a defendernos y una de las maneras de hacerlo es mediante la creación de huertos, que cubren la necesidad más básica del ser humano: alimentación”, concluyó.

FUENTE

Comentario

  1. Manuel Higuera Sánchez

    Excelente experiencia y recomendación felicidades. Hablando de frutales como los cítricos y papaya que mencionan; ¿tienen alguna experiencia en el cultivo de aguacate por esta vía y si la hay será posible que puedan compartí la metodología?.

Deja un comentario