¿Hojas amarillas?

Uno de los síntomas de debilidad o enfermedad más común en las plantas es que sus hojas se vuelvan amarillas, ya sea en parte o en su totalidad. Este síntoma puede esconder una gran cantidad de problemas diferentes, por lo que vale la pena observar con detenimiento cuál es el caso concreto que afecta a cada planta.

Este proceso que amarillenta las hojas recibe el nombre de clorosis y ocurre cuando las plantas dejan de producir clorofila por algún motivo, que es la sustancia que da su color verde a la hoja. Si quieres aprender por qué salen hojas amarillas en las plantas y cuáles son sus posibles soluciones

Por qué las hojas de las plantas se ponen amarillas: causas

Esta es una lista de las principales causas por las que las hojas de las plantas se ponen amarillas:

  • Exceso de riego.
  • Falta de riego.
  • Suelo pobre en nutrientes.
  • Necesidad de más luz.
  • Exceso de luz.
  • pH del suelo inadecuado.
  • Clima demasiado frío.
  • Demasiadas corrientes de aire.
  • Llegada del otoño.

A continuación, expondremos cada de una de las causas para que puedas identificar mejor cuál es la que afecta a tus plantas y, por ende, puedas determinar qué significan las hojas amarillas en las plantas.

Exceso de riego, principal causa de hojas amarillas en plantas

Cuando todas las hojas de la planta o una gran cantidad de ellas adoptan un intenso color amarillo de forma regular, es muy probable que hayamos regado la planta en exceso o bien que el sustrato o tierra no ofrezca un drenaje adecuado. Si tocas la tierra y la notas húmeda y apelmazada, necesitas airear la tierra removiéndola y aplicando tierra de textura arenosa a la mezcla.

Falta de riego, causa de plantas con hojas amarillas y caídas

Si las hojas se amarillean adoptando una textura arrugada y toda la planta parece decaer y perder fuerza, lo más probable es que necesite más agua. Cuando una de tus plantas haya sufrido una gran sequía, no la riegues en exceso. En su lugar, sumerge el macetero entero en agua durante unos pocos minutos y, luego, deja que la tierra drene el exceso.

Planta con hojas amarillas por suelo pobre

Las plantas necesitan minerales y nutrientes como el nitrógeno, el fósforo y el potasio. Cuando los nutrientes de la maceta se agotan, la planta empezará a amarillear. Si esto ocurre, debes o bien trasplantarla o aplicar abono a la tierra.

Hojas amarillas en plantas por exceso o falta de luz

Algunas plantas no están preparadas para soportar una exposición directa a los rayos del sol, especialmente en climas donde este brilla con mucha intensidad. Si ves que unas hojas que deberían ser de color verde oscuro empiezan a amarillear, traslada tu planta a una ubicación con más sombra o donde esté protegida de al menos las peores horas de sol.

También puede ocurrir que la planta no esté recibiendo suficiente luz y no consiga realizar la fotosíntesis. Este caso se puede diferenciar del anterior en que aquí las hojas adoptarán un color más blanco que amarillo. Cuando esto ocurra, traslada tus plantas a una zona más iluminada o, si no puedes, considera comprar una lámpara para plantas.

pH inadecuado y las hojas amarillas

Muchas plantas necesitan de un suelo con un determinado nivel de acidez. Cuando este no se cumple, la planta no podrá absorber el hierro que necesita del suelo y empezará a amarillear. Es posible conseguir tiras o sets para medir el pH de la tierra y así poder valorar qué sustancias o materiales necesitas agregar para incrementarlo o reducirlo según las necesidades concretas de la planta.

Clima frío, causante de manchas amarillas en las hojas de las plantas

Algunas plantas pueden acusar los periodos fríos mostrando manchas amarillas en sus hojas, incluso cuando están en climas adecuados para su especie. Lo habitual es que ocurra, sobre todo, en plantas que no están acostumbradas a esas condiciones por haberse criado en invernaderos o zonas más abrigadas. Si esto ocurre pero las condiciones climáticas se mantienen en las recomendadas para la planta, no te preocupes, cuando lleguen los meses cálidos se recuperará.

Puntas de las hojas amarillas y secas por corrientes de aire

Hay plantas de interior que no deben estar en ubicaciones expuestas a corrientes de aire de forma habitual. Si es el caso, verás que las puntas de sus hojas se secan o amarillean y la planta podría llegar a perderlas. Así pues, si has observado hojas amarillas en las plantas de interior, simplemente cambia su ubicación a otra más resguardada.

Hojas amarillas en plantas por la llegada del otoño

Si la planta no es de hoja perenne, con la llegada del otoño sus hojas se volverán amarillas o marrones para finalmente acabar cayendo. Evidentemente, se trata de un proceso natural que no indica que nada vaya mal.

FUENTE

Comentario

  1. Oscar Castro S.

    No solo necesitan N P K, tambien requieren Mg, Ca, Fe. Mn, B, etc. Tambien los excesos o toxicidades del uso inadecuado de los agroquimicos, producen amarillamiento. Asi mismo, hay plantas susceptibles a la radiacion solar alta.

Deja un comentario