Hallan molécula promisoria contra hongos que afectan frutas

Hallan molécula promisoria contra hongos que afectan frutas

Colombia. Dos moléculas (safrol y apiol) obtenidas de dos especies de plantas fueron evaluadas con el fin de analizar su actividad sobre un hongo conocido como “muerte negra”, que afecta a ciertas frutas en el país.

AgenciaUN_0724_1_49

El desarrollo del hongo Botryodiplodia theobromae, después de la cosecha de frutas como aguacate, fresa, mango y cítricos, causa daños en la estructura externa de las mismas.

Sobre esta problemática, Samuel Vizcaíno Páez, magíster en Química de la Universidad Nacional Sede Medellín, encontró en una de sus investigaciones que el apiol es la molécula más promisoria para combatir el perjudicial hongo.

La especie analizada, conocida como “muerte del pedúnculo” (rama que sostiene el fruto del árbol) es muy común en Colombia y ataca a las frutas cuando su sistema defensivo disminuye, es decir, una vez son cosechadas y están en su ciclo de maduración.

Por eso, la idea del estudio es que los resultados se aprovechen en el desarrollo de nuevas y mejoradas sustancias antifúngicas, que puedan ser utilizadas por los productores a gran escala.

“Se hizo una investigación sobre la interacción entre moléculas y hongos, con el fin de evaluar qué tan promisorias son en el desarrollo de sustancias que puedan controlar enfermedades en condiciones de campo”, explicó Vizcaíno.

Lo primero fue conseguir las moléculas. El análisis se hizo también con la matriz de las plantas en las que se encuentran, una de ellas es la Piper auritum Kunth, conocida comúnmente como “hierba santa” o “acuyo”.

“Se sacaron las matrices de los aceites esenciales, los cuales también son investigados por sus características antifúngicas. Adicionalmente se estudió el apiol y el safrol en estado puro”, señaló el investigador.

En la evaluación in vitro, las moléculas se ponen en un cultivo en el que se hace crecer el hongo, el cual, una vez desarrollado, se utiliza para probar las sustancias a diferentes concentraciones, determinando si cada una puede inhibir el crecimiento radial del hongo en una caja de Petri.

Los resultados indican que las dos sustancias, aunque son similares, tienen en su núcleo químico pequeñas variaciones en cuanto a la actividad molecular.

De esta forma, se concluyó que el apiol tiene buena actividad promisoria, frente al safrol, que presenta una capacidad de metabolización baja.

FUENTE: Agencia de Noticias UN

Deja un comentario