Europa, los pesticidas y las abejas

Desde hace un tiempo se sabe que el uso de insecticidas con neonicotinoides está exterminando la población de abejas. Estos agroquímicos son extremadamente dañinos para estos animales ya que les provocan parálisis, muerte, daños nerviosos irreparables o problemas de fertilidad.

Ahora, un nuevo análisis realizado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) advierte una vez más del serio riesgo para las abejas de este tipo de insecticidas. El informe, publicado el miércoles, se basa en el análisis de más de 1.500 estudios al respecto y concluye que los neonicotinoides representan un grave peligro para todas las abejas. El informe explica que el riesgo varía según el cultivo y la exposición pero aún así “en todos los usos al aire libre había al menos un aspecto de la evaluación de alto riesgo”.

José Tarazona, jefe de la unidad de pesticidas de Efsa, declaró que “la disponibilidad de una cantidad tan sustancial de datos nos ha permitido producir conclusiones muy detalladas. Hay variabilidad en las conclusiones y se han identificado algunos riesgos bajos, pero en general se confirma el riesgo para los tres tipos de abejas que hemos evaluado “.

El principal problema con los neonicotinoides es que los daños para las abejas no solo se producen en los campos fumigados. El veneno también llega al suelo y el agua, lo que lleva a que los plaguicidas aparezcan en otros cultivos o incluso en flores silvestres.

Tras los resultados, todo parece indicar que la prohibición de este tipo de agroquímicos por fin será una realidad en Europa. Ya en 2013 se produjo una prohibición parcial de 3 tipos de neonicotinoides en los cultivos de floración. A principios del año pasado, un informe de la organización ecologista Greenpeace alertaba sobre el peligro de la desaparición de las abejas debido a los pesticidas neonicotinoides y reclamaba soluciones urgentes para atajar el problema. También en 2017, The Guardian avanzaba la intención de la Comisión Europea de prohibir los neonicotinoides en todos los campos europeos.

El próximo mes, los países europeos votarán esta medida. “Hemos jugado a la ruleta rusa con el futuro de nuestras abejas durante demasiado tiempo”, declaró a The Guardian Sandra Bell de Friends of the Earth. “Los países de la UE deben respaldar una prohibición más estricta”, añadió.

FUENTE

Deja un comentario