Estas son las frutas y hortalizas que hay que comer en otoño (Hemisferio Norte)

La granada, la frambuesa, el pomelo o el apio son algunos productos típicos de esta época estival, pero no están de temporada durante todos sus meses.

El cambio de temporada de las frutas y hortalizas se inició con la entrada del otoño. Esta estación del año, que se prolonga hasta el 22 de diciembre, trae consigo productos que ya han madurado tras acumular sol suficiente durante el mes de verano: frambuesas y coliflores, granadas, espinacas o coles lombardas comienzan a aparecer en los mercados.

 

A pesar de que el plátano es una fruta que se puede encontrar durante todo el año en estanterías de supermercados y fruterías, septiembre es la época más indicada para comprarlos, ya que tras finalizar el verano es cuando tienen mayor dulzor. Algo similar ocurre con la uva. Aunque su temporada natural es entre septiembre y diciembre, se pueden comprar en cualquier momento del año.

También son propias de todo el otoño las manzanas, las espinacas, la mandarina, el kiwi, el brócoli y la remolacha, pero septiembre no marca el inicio de temporada de la totalidad de frutas y hortalizas típicas de la estación. La del aguacate, la naranja, la frambuesa, la col lombarda y el nabo empieza en octubre, un mes después. En noviembre y diciembre comienza la del limón, el apio y el pomelo, pero en el último mes del año también dejan de estar en el mercado productos que son típicos de resto del otoño, como el mango y la granada.

De la misma manera que algunas aparecen mientras progresa el otoño, otras desaparecen con él. Es el caso del membrillo y el espárrago, una fruta y una hortaliza que están de temporada en septiembre pero no durante el resto de la estación.

Las que se pueden encontrar durante todos los meses del año, según el informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación elaborado en base al volumen de comercialización, son el pepino, el pimiento, el puerro, el rábano, el tomate, el ajo y la berenjena. La lechuga es otra hortaliza que está disponible a lo largo del año, aunque en los meses fríos sea más complicada su producción.

FUENTE

Deja un comentario