Espectroscopia reduciría a la mitad el costo de estudios de suelos

Espectroscopia reduciría a la mitad el costo de estudios de suelos

Aunque sus utilidades prácticas se extienden desde la Astronomía hasta la Medicina, la espectroscopia impactaría directamente en estudios territoriales y políticas estatales sobre suelos.

Agricultura desde el aire en Moosthenning, Alemania.

En países como Australia, Holanda o Alemania las han venido aplicando y los resultados han sido positivos.

En el caso de la agricultura, permite realizar un exhaustivo análisis de suelos, calidad de agua, manejo de poscosecha, contenido y propiedades de frutas, verduras o tubérculos.

En esta línea se pronunció Jesús Hernán Camacho, profesor del curso de “Pedometría, conceptos y aplicaciones” que se imparte en la Octava Cátedra Internacional de la Facultad de Ingeniería de la U.N., Colombia.

“No solo se consigue una cuantiosa reducción en gastos sino también un registro eficaz e importante de muestras y datos, algo fundamental para tomar mejores decisiones”, subrayó.

El ingeniero agrónomo manifestó que en este tipo de estudios cada vez es más visible la necesidad de acceder a un mayor número de datos a gran escala, pues los que existen suelen quedar obsoletos o por falta de homogeneidad no se pueden compartir entre países.

“Es por eso que organizaciones como la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) están pidiendo un esfuerzo por recopilar datos que visibilicen lo que tenemos bajo nuestros pies”, señaló.

Los investigadores coinciden en señalar que el suelo es un recurso que no es infinito y si no se maneja de forma correcta, paulatinamente se va perdiendo, lo cual afectará sus productos derivados.

La espectroscopia es el estudio de la interacción entre la radiación electromagnética y la materia, con absorción o emisión de energía radiante.

Con la utilización de esta tecnología y una metodología adecuada se consigue una herramienta muy precisa y rápida que permite tomar mejores decisiones en el manejo del suelo.

Los métodos tradicionales son enormemente costosos y más lentos en comparación con técnicas modernas. Si para un estudio de suelos se requiere un año, con esta metodología se reduciría el proceso en aproximadamente tres meses, lo que incidiría en mejores y más rápidos avances.

Entre las limitaciones que existen para su uso se encuentra la necesidad de personal capacitado.

FUENTE: Agencia de Noticias UN

Deja un comentario